Reproducen un dolmen de 250 toneladas de hace 7.000 años

  • El Parque de las Ciencias acoge el monumento funerario megalítico

El Parque de las Ciencias de Granada cuenta desde ayer con la primera reproducción en España de un dolmen de 250 toneladas de peso fechado 5.000 años antes de Cristo y que representa el modelo megalítico de la parte oriental de Andalucía del Neolítico Reciente y de la Edad del Cobre.

Se trata de un monumento funerario inspirado en el dolmen de Dílar (Granada), descubierto en el siglo XIX, que cuenta con un diámetro de 11 metros construido sobre una superficie de 16,7 metros cuadrados con roca arenisca, según informó el director del Parque durante la presentación, Ernesto Páramo.

La reproducción permitirá al público conocer cómo vivían las sociedades arcaicas, cuáles eran sus hábitos de relación, su tecnología constructiva y sus ritos y responde a una demanda de los visitantes del museo científico granadino, como ha quedado demostrado en diversas actividades expositivas o de formación organizadas con anterioridad.

Francisco Carrión, uno de los asesores científicos del proyecto, explicó a los periodistas que el proyecto se basa en un libro de Manuel de Góngora que data de 1868 y en el que reflejaba las antigüedades prehistóricas de Andalucía, entre las que se encontraba este dolmen que se reproducía a través de un grabado.

La construcción, ubicada en los exteriores del museo, representa los rituales funerarios de los milenios IV y III a.C., mientras que su escultura y diseño permiten explicar los medios tecnológicos usados en el Neolítico.

"Realizaban el enterramiento en estos lugares mediante la posición fetal del fallecido, al que acompañaban sus ajuares personales, joyas o pulseras", explicó Carrasco.

El consejero de Educación y presidente del Consorcio del Parque de las Ciencias de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, aseguró que el dolmen sería "el único vestigio" que quedaría del Parque de las Ciencias si dentro de muchos años desapareciera el museo, dada la "propia naturaleza" de la construcción.

"Probablemente éste sea el siguiente dolmen después del que se hizo hace ya varios milenios", añadió Álvarez de la Chica, quien recordó que el monumento funerario permite acercar el conocimiento de una realidad prehistórica "que no era fácil de comprender y que quedaba muy lejos para ser concebida como una realidad que se pudiera tocar".

Álvarez de la Chica también manifestó que "nunca antes" se había hecho una construcción de esta naturaleza, que permitirá al Parque de las Ciencias de Granada ampliar su oferta educativa y ser "más excelente".

El proyecto, financiado en su totalidad por el Ministerio de Ciencia, ha sido desarrollado por el Laboratorio de Cultura Científica ExploraLAB del Parque de las Ciencias y ha contado con el asesoramiento científico del Grupo de Investigación Geprán, del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios