José Luis Balbín. Periodista

"Respeto más a las verduleras que a los periodistas del corazón"

  • El presentador del mítico programa de televisión 'La Clave' reflexiona en la Facultad de Filosofía y Letras sobre el futuro de su profesión.

José Luis Balbín forma parte de la historia de la televisión con su barba blanca y su pipa, igual que José Oneto y su flequillo o Jesús Hermida y sus ladeos de cabeza. Ayer pronunció una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras titulada Auge y decadencia del periodismo, donde se mostró profundamente pesimista con la situación actual de la televisión. De hecho, cree que La Clave, el programa que durante años fue sinónimo de información de calidad, sería inviable hoy en día.

-Ha hablado a los alumnos de la UGR de la agonía del periodismo. ¿Cree que los periodistas saldrán en un futuro cercano en los documentales de profesiones extinguidas junto a un artesano del esparto?

-Ya estamos en eso que dice. Más que agonía hablo de decadencia porque las profesiones pasan por buenas y malas épocas y esta es, sin duda, una época malísima, para todas las profesiones en general.

-¿Le ha quitado a los jóvenes las ganas de estudiar Periodismo?

-No, yo soy el pesimista más optimista que conozco, es decir, sigo creyendo que es la profesión más bonita que existe, sobre todo en relación a otras, pero los que llegan sin tener verdadera vocación la estropean. En este momento, los que tienen poca afición sólo quieren salir en televisión, tener protagonismo, ser reconocidos. Pero sigo creyendo que hay periodistas excelentes que volverán a salir adelante cuando llegue el momento.

-¿Compara su programa de 'La Clave' con los gallineros de tertulianos de la actualidad?

-Es que hay algunos que parece que se dedican al periodismo pero en verdad sólo se dedican a especular, a ver si consiguen ser conocidos en la calle...

-Dicen que esta decadencia de la que usted habla le viene muy bien a los gobernantes de turno.

-Exactamente a los que nos gobiernan. Antes, el periodismo estaba en manos de profesionales y ahora está en manos de empresarios de la construcción o políticos con ansias de protagonismo que quieren que sólo se conozca su opinión. También hay periodistas que buscan estar cerca de los políticos, algo abominable y que nada tiene que ver con esta profesión.

-¿Programas como 'Salvados', de El Follonero, se escapan de la tónica general?

-Gusta mucho este tipo de programas, pero esto no es periodismo, esto ha caído en manos de gente que a la que no les gusta esta profesión. Los programadores dicen que es lo que interesa a la gente, pero todo se repite como dos gotas de agua.

-La Medicina sigue siendo una profesión sagrada, pese a que con internet todos han descubierto el médico que llevan dentro. Otras profesiones como el periodismo han perdido ese poder de ser una 'ciencia' incuestionable. ¿A qué se debe?

-Hay muchos jóvenes que entran en la facultad pensando en que van salir en televisión pero no piensan en sacar noticias, en ser ese periodista anónimo tan necesario. El corazón es lo menos importante de la profesión, no les gusta la información, sólo contar chismes. Tengo bastante más respeto por las verduleras que por los periodistas del corazón.

-Siempre quedará 'Informe semanal'...

-Es un programa que está bien, pero la Academia de Televisión ha hecho un estudio del periodismo que interesa y en su lista de los programas que más éxito han tenido están, por ejemplo, Un, dos tres, Informe Semanal, El hombre y la tierra o La Clave, por ejemplo. Esto demuestra que la televisión que tenemos hoy en día no es lo que la gente demanda, es lo que los empresarios creen que les puede hacer ganar más dinero. Hoy en día, el tipo de periodismo que parecía que era el que daba dinero a los empresarios es el responsable de que la gente no se interese por los medios. Los programas que le he dicho tenían calidad y la gente los veía, más que los de ahora.

-¿Le da miedo el periodismo ciudadano' de Twitter y Facebook?

-El periodismo de verdad no se hace en casa.

-¿'La Clave' no tiene sitio en la actual parrilla?

-A los empresarios no les interesa. Hay una degradación de la profesión y la gente se ha acostumbrado a que no interesen los hechos, sólo el exabrupto. Es una pesadez...

-Ver imágenes suyas fumando en pipa en televisión son, hoy en día, casi subversivas...

-No entiendo por qué no se puede fumar en televisión, es una cosa que han inventado los políticos y hay que ir ocultándose... Entiendo que fumar no es lo peor que hay para la salud. Un obseso de fumar puede morir porque no lo dejan fumar.

-Dicen que, hace unos años, los periodistas soñaban con escribir un libro y ahora lo hacen con ser' trending topic'...

-Los periodistas vocacionales sólo quieren ser periodistas, escribir lo que ven y lo que oyen, hacer información de verdad. Los tertulianos de hoy en día no dan ninguna información, no investigan, sólo cotillean y discuten.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios