"Río de Luna' cabe en una maleta"

  • El coreógrafo de la compañía granadina, que participa estos días en la Feria IPAY de Texas, reconoce que los diez premios Max a los que opta con esta obra son "un escaparate para llegar a más público"

Aún bajo los efectos del jet lag, Omar Meza derrocha energía desde Texas. Son las 18:38 horas en Granada -las 12:04 en Austin-. El coreógrafo está en el teatro donde su compañía Da.Te Danza se ha lanzado a la conquista de los escenarios estadounidenses tras ganar casi todo lo ganable en Europa con Río de Luna. Resulta que le quedan premios por recibir. Esta obra que surgió de la manera más humilde y mínima tras la grandísima a nivel escénico Belleza Durmiente ha sido nominada a diez premios Max, entre ellos: Mejor Espectáculo Infantil, Mejor Coreografía, Mejor Director de Escena... "Yo al principio no creía en los premios", dice Meza al otro lado del teléfono, "pero reconozco que es una herramienta; el escaparate perfecto para llegar a más público".

Esta obra es especial. Belleza Durmiente, dirigida fundamentalmente a los adolescentes, tenía un formato más grande y un argumento que tocaba lo filosófico pero Meza pensó entonces: "Quiero un espectáculo que quepa en una maleta". A pesar de ser más "pequeño", la historia y el esfuerzo creativo que encierra Río de Luna no tiene nada que envidiar al resto de montajes de la compañía granadina, como Mua Mua (2003), Tondo Redondo (2006), OH... Mar! (2007) o Sueña (2008), con los que poco a poco Da.Te Danza ha ido definiendo un sello muy personal.

Habla de la creación de toda una vida, como el desarrollo de "una obra de arte". La pregunta es ¿cómo se aprende a caminar? La obra representa el crecimiento de un ser humano que va creciendo como la vida de un río, la evolución de un bebé: cómo nace, gatea, se pone en pie... Son sus primeros pasos hacia el descubrimiento de la vida. Dos bailarines hacen que la historia sea posible.

La acogida de la obra ha sido tal que la compañía ha tenido que crear dos elencos para representarla: uno para Barcelona, donde ya tienen cubierta toda su programación hasta mayo, y otro para el resto de lugares por donde viaja.

Dirigida al público infantil, está diseñada para cubrir dos franjas de edad. De 0 a 3 años, cuando se representa en lugares con un aforo limitado de setenta personas, y de 4 a 8, para los que tienen mayor aforo.

Da.Te Danza ha viajado en los últimos tiempos con este espectáculo por España, Italia o Finlandia, a los que hay que sumar ahora Estados Unidos y Francia. Sin embargo, el director de la compañía cuenta que, si un artista quiere ser artista, "ir de teatro en teatro no debe resultar pesado ni difícil sino todo lo contrario, porque hacemos lo que nos gusta".

Omar Meza se acuerda "de cuando siendo muy joven, cuando trabajaba en una compañía grande de México, nos llevábamos todo el rato ensayando y apenas salíamos al escenario. Es muy gratificante poder mostrar nuestro trabajo. Lo frustrante sería lo contrario". Pisar tantos escenarios es "vernos crecer como artistas".

Da.Te Danza comenzó a acostumbrarse a los premios con creaciones como Alonso Quijano, el bueno, con el que consiguió en Fetén la Mejor Dirección, la Mejor Música y la Mejor Escenografía. "Fue la primera vez que nos premiaron en esta feria", explica Omar Meza, y es una "satisfacción y un incentivo para nosotros poder cruzar las fronteras".

De todas las categorías en las que ahora están nominados a los Max, el artista lo tiene muy claro, se queda con la que premiaría a todo el grupo gracias a Río de Luna. En la declaración de intenciones de la compañía: "Da.Te Danza es la unión de varias personas que trabajan juntas para conseguir un objetivo común. Hacemos todo lo que podemos por la danza, por dedicarnos a bailar, subir al escenario y hacer sentir al público la misma pasión que nosotros sentimos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios