'Rosa enferma' recoge el testamento poético de Leopoldo María Panero

  • El libro, uno de los más simbolistas del madrileño, ha sido publicado por Huerga & Fierro

"Sabedlo al menos por mí, / todo hombre tiene la estatura del desastre, / todo hombre es una amenaza amiga de la ruina...". Estos son algunos de los demoledores versos de Rosa enferma, el poemario inédito del poeta maldito, Lepoldo María Panero, que acaba de ser publicado.

El libro, que se presentará en la Feria del Libro de Madrid, donde el autor recibirá un homenaje, fue escrito en los últimos tiempos del poeta, fallecido el pasado marzo en el Hospital Psiquiátrico de Las Palmas de Gran Canaria, un sitio que consideraba "cruel, un circo romano", donde pasó los últimos 16 años de su vida.

Rosa enferma, publicado por Huerga & Fierro, los editores de Panero y sus albaceas literarios, lleva un título de referencias blakenianas -como dice Antonio Marín Albalate en el prólogo- y que escogió el propio poeta en uno de sus últimos viajes a la Feria del Libro de Madrid, cita a la que solía acudir en los últimos años, y donde sentado en la caseta no paraba de beber sus coca colas.

Dieciocho poemas, en casi 90 páginas, cargados de dolor, despedida y pulso, de piel herida y gastada, de aullido silencioso desde el otro lado de la vida, de una vida que nunca existió, como dice el poeta en uno de sus versos: "Lo mejor de mi vida es que nunca he existido".

"Podríamos decir, sin temor a errar, que la escritura de Panero ha sido siempre una flor rebelde e incómoda para el sistema; inmarchitable rosa de lo políticamente incorrecto que todo lo contamina, creciendo libre a la sombra de la nada más allá del jardín del manicomio", afirma en el emocionante prólogo del libroMarín Albalate.

"Una flor, la rosa visionaria de quien pensó y escribió las mejores páginas de la literatura de entresiglos", añade.

Para el prologuista, Rosa enferma es uno de los poemarios "más fúnebres y simbolistas del universo de Panero. Un libro de hondo calado emocional, escritura sin concesiones, que aflora a la superficie de sus páginas como poética única de alguien que, por su manera de ser y estar en el mundo, hizo del suyo toda una literatura". Y un libro por cuyas páginas pasa el nombre de una mujer, Evelyn, la amiga del poeta, el asidero de Panero en Gran Canaria, quien, entre otras cosas, en muchas ocasiones le pasaba sus poemas al ordenador.

Y ha sido Evelyn, quien también entregó en 2011 al editor Antonio Huerga un conjunto de poemas escritos por Panero, que forman un libro con el título La flor es una mentira, con una poesía muy cercana a Rosa enferma, pero más literario, en palabra de Huerga.

Este que sería otro poemario inédito de Panero, de alto calado, está siendo revisado por los editores para ordenarlo, contrastarlo.

"Rosa enferma ha salido antes porque el poemario ya estaba prácticamente hecho. Es un libro que íbamos a enviar al premio Loewe de 2012, pero luego desistimos porque claramente no respondía al perfil, pero por eso estaba casi terminado. Es un gran libro, muy serio e importante", como La flor es una mentira, explica el editor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios