Rosana, tras la exculpación por supuesto plagio: "Las mentiras siempre duelen"

A pesar del sprint de su primer disco, Lunas rotas (1996), Rosana se tomó su vida artística como una carrera de fondo -con algunos obstáculos- que estos días, en su decimoséptima vuelta de órbita, celebra con un nuevo disco, tras una sentencia que la exculpa de una vieja acusación de plagio. "Las mentiras siempre duelen", dice la artista, dos meses después de que su abogado anunciase el fallo en un medio latinoamericano, según el cual, el juez consideró que Soñaré no copió Uruguay, te queremos ver campeón, porque este último no era original, sino basado en músicas preexistentes que sirvieron de inspiración a muchas obras contemporáneas.

La noticia llegó en paralelo a la elaboración de 8 lunas, el octavo disco de estudio de la cantante canaria, en el que se ha rodeado de amigos y colegas para cambiarle la cara a viejos temas bajo la siguiente premisa: ¿cómo habría vestido ahora, dieciséis años después, temas como El talismán sin desnaturalizarlos?.

"Había canciones en las que, para aportar algo nuevo, tenía que haber otra voz", explica Rosana (Lanzarote, 1963). El talismán se compuso pensando en Ana Belén, pero con ella habría sonado demasiado apegado a su sonido original, así que la canaria se puso en contacto con Rubén Blades y el sueño se hizo realidad. Como en ese caso, tenía claras también las colaboraciones de Fito Cabrales, que canta Mi trozo de cielo, y de Dani Martín, que interpretó Con el día tonto después de un mensaje de móvil lleno de disposición: "Estoy donde tú digas, jefa", respondió el madrileño.

"En un disco todo se graba", hasta las ganas, afirma la autora de 8 lunas, que pidió a sus colaboradores que no dijeran sí por compromiso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios