Royal Mail, el futuro del rock granadino

Comentarios 1

La fértil cantera del pop granadino continúa dando sus frutos y uno de los últimos, seguramente llamado a perpetuar la merecida fama de la ciudad como hervidero del mejor pop nacional, es Royal Mail, un cuarteto que se hizo, hace ahora casi un año, con el primer premio del concurso de maquetas que organizan la Diputación de Granada y la sala Planta Baja. Con el galardón tomaron el testigo de Aurora, el ganador de la anterior edición, hoy bien colocado en el panorama nacional, y como resultado de aquel premio, esta noche presentan en la misma sala donde se alzaron con él, su álbum de debut. El disco, grabado en los estudios de Producciones Peligrosas de la mano del ubicuo Carlos Díaz, y mezclado en Phoenix, Arizona, refleja las influencias del pop británico de los ochenta sobre las que se sustenta el sonido del grupo. Mezclando los pasajes sugerentes y ensoñadores de aire nebuloso del dream pop, de bandas como Galaxie 500 o Cocteau Twins, con los intrincados desarrollos del space rock, aunque sin descuidar la garra y la contundencia del rock alternativo de los noventa, Royal Mail han logrado un estilo personal que logran desarrollar con la mezcla perfecta de magia y precisión. Formado por Antonio Chavarino a la guitarra y la voz, José Moreno al bajo, Jorge Bachs a los teclados y José Manuel Moreno a la batería, están aquí para quedarse y prolongar la leyenda del pop y el rock granadino. Porque Royal Mail representan el futuro de la música granadina y el futuro ya está aquí. Esta noche, a partir de las nueve en Planta Baja, presentan su primer álbum.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios