Belén Rueda y Julianne Moore, juntas en la polémica 'Savage Grace'

  • El nuevo filme de Tom Kalin, que llega mañana a los cines, está basado en una historia real

Incesto, locura, pasiones desbordadas, drogas e infidelidad son algunos de los ingredientes de Savage Grace, la nueva cinta del arriesgado director norteamericano Tom Kalin, que protagonizan Julianne Moore, Eddie Redmayne y Belén Rueda, y que presentaron ayer en Madrid.

Savage Grace, que se estrena mañana, fue rodada íntegramente en el verano de 2006 en las ciudades de Barcelona y Girona, ya que es una coproducción europea y porque "Barcelona es la única ciudad de Europa en la que se podían recrear ciudades tan dispares como París, Mallorca o Londres", según explicó el director de la cinta.

Tom Kalin, que hace 15 años saltó a la fama con su ópera prima Swoon, narra ahora la verdadera historia de Barbara Baekeland, una mujer de origen humilde que ingresó en la alta sociedad norteamericana tras contraer matrimonio con un rico heredero del creador de los plásticos baquelita. Una mujer "que tenía una doble cara; era encantadora pero, por otro lado, estaba mentalmente enferma y era violenta", según afirmó Julianne Moore.

El caso de Barbara Baekelan conmocionó a la sociedad norteamericana después de que ésta apareciera asesinada en su apartamento londinense y salieran a la luz las relaciones sexuales que había mantenido con su hijo, Anthony Baekeland.

Con un argumento cargado de tabúes, Tom Kalin no lo ha tenido fácil para llevar esta historia a la gran pantalla. De hecho, ha tenido que venir a Europa para encontrar productores, pues "Estados Unidos es un país fundado por puritanos, así que hay una obsesión enfermiza hacia escenas sexuales", explicó el director, quien, sin embargo, resta importancia a la carga sexual de Savage Grace.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios