Ruta por la historia isabelina

  • El Ayuntamiento de Granada ofrece, durante el puente y con motivo del 508 aniversario de su muerte , una serie de visitas guiadas por los lugares claves que marcaron la vida de la monarca católica

El reloj marca las 10:30 en una mañana fresca y amenazante de lluvia. La plaza del Carmen es punto de encuentro de un grupo de cuarenta personas que aguardan el comienzo de un viaje, esta vez más cerca de lo real que de la ficción. Pasado y presente se funden en los lemas y escudos que acompañan al visitante. Un viaje, por la unidad de España y por su mayor artífice: Isabel la Católica.

Se trata de la primera visita que el Ayuntamiento de Granada celebra en el puente de todos los Santos, con motivo del 508 aniversario de la muerte de la monarca. Una ruta cultural guiada que pretende acercar al visitante la figura de una de las primeras monarcas modernas de Europa. Una gobernante con una nueva visión sobre el concepto de Estado, que en Granada recibe especial importancia,como joya de la Corona.

El itinerario se inicia en el edificio del Ayuntamiento, donde el grupo puede acceder al Salón de Comisiones. Sus vitrinas de madera oscura que contrasta con el terciopelo rojizo que cubre sus paredes albergan las vasijas de los 24 regidores elegidos por los reyes para la constitución del primer Ayuntamiento, sito en la Madraza . Habría que esperar hasta 1858 para que el antiguo convento del Carmen se convirtiera en la actual sede del consitorio granadino, que hoy alberga el escudo original, las estatuas y los estandartes de los reyes católicos.

Tras admirar la elegancia y el clasicismo del Salón de Plenos del ayuntamiento, el grupo pone rumbo a la segunda de las paradas, la Iglesia de Santo Domingo, considerada el segundo templo más grande de la ciudad después de la catedral. En el camino hasta este punto, el visitante descubre las empedradas calles del barrio del Realejo y detalles de la historia de la Granada nazari.

Es alto en el camino supone el inicio de la ruta religiosa. Esa que recorre las principales templos que los monarcas y muy especialmente la reina Isabel fundaron tras la reconquista.

Tres fueron las principales ódenes religiosas que gozaron del trato de la monarca, con título de sierva de Dios: la dominica, encargada del edificio de la Santa Inquisición, la de Santiago, por lo que el apostol luchó contra el islam, y los franciscanos, la predilecta de Isabel que se sabe, pidió ser enterrada con el hábito de la órden.

Siguiendo esta parte de la historia del reinado católico, los próximos puntos de la ruta religiosa son, además de Santo Domingo, el convento de las Comendadoras de Santiago y el antiguo Convento de San Francisco, hoy actual sede del Mando de Adiestramiento y Doctrina.

Durante estas paradas el visitante se percata del ambicioso programa religioso de la monarca quien pretendio convertir a Granada en la capital católica del reino por ser el último bastión musulman, la nueva Jerusalen de Occidente, según las palabras de la propia Isabel.

La plaza Isabel la Católica, frente a la escultura del artista valenciano Mariano Bennlliure y Gil, es punto referente de la visita. La representación, realizada para conmemorar el cuarto aniversario del descubrimiento de América, recoge además aquellos nobles castellanos que contribuyeron a la empresa., desmontando así la leyenda de que la monarca empeñara sus joyas.Nombres como el de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Marques de Villena tienen también su reconocimiento en la escultura.

Pero si hay un lugar simbólico y clave a lo largo de la visita sobre Isabel la Católica ese es la Capilla Real, punto final de la visita. Allí, donde descansa la monarca por expreso deseo, el grupo de visitantes tiene el privilegio de recibir las explicaciones en el lugar sagrado de la mano de su Capellán Mayor, Manuel Reyes. El templo es la representación del proyecto polñitico, religioso y artístico de los monarcas católicos.

El visitante se presenta ante la sobriedad de un templo funerario, que alberga no solo los tradicionales motivos heraldicos de los reyes sino también los objetos más personales de Isabel, desde su testamento o rosario hasta las tablas de devoción flamencas.

En definitiva, una visita cultural que no sólo atiende a los grandes acontecimientos de la historia sino que aborda la Isabel más cercana, la madre, esposa y fiel devota.

Una oportunidad para acceder a aquellos lugares que habitualmente permanecen cerrados al público, lo que supone un aliciente para el visitante.

La visitas que se realizarán diariamente hasta el próximo domingo son gratuitas y de grupos limitados. Su contratación puede realizarse en la Oficina de Turismo sita en el Ayuntamiento de Granada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios