Sabina se replantea la decisión de retirarse de los escenarios

  • Afirma en Uruguay que le está tomando "mucho gusto" y no sabe si cumplirá su palabra

El cantautor español Joaquín Sabina anunció en Montevideo que se está replanteando la decisión de abandonar los grandes escenarios al término de su gira Vinagre y Rosas para actuar en espacios más pequeños porque le está "tomando el gusto".

"Ese era el plan, volver a sitios más razonables, pequeños, humanos, pero ahora que ando en mitad de esta gira le estoy tomando mucho gusto, así que no sé si cumpliré mi palabra", afirmó el artista en una multitudinaria rueda de prensa en Montevideo, donde ofrece su único concierto en Uruguay de su gira latinoamericana.

El cantautor andaluz había anunciado antes del comienzo de la gira Vinagre y Rosas, que arrancó en Salamanca (España) el pasado 20 de noviembre, que ésta iba a ser su última serie de conciertos "totus tuus" con miles de personas que se confunden "con misas paganas".

Ante las preguntas de los periodistas sobre su turbulento pasado, el músico señaló que si se encontrara en un bar con su propia imagen de hace 20 años "no perdería ni cinco minutos con ella" y se iría corriendo. "El me diría "sos un vendido" y yo le diría "eres un impresentable borracho", añadió entre las risas de la concurrencia.

Sin embargo, el músico reconoció que su agitada vida le permitió componer canciones "con intensidad, menos planificadas y más interesantes" y que por eso le costó cuatro años terminar el disco Vinagre y Rosas, porque vive un período "de tranquilidad doméstica" que "no da buenas canciones". "No escribo canciones como quien va a la oficina. Si no se me imponen no lo hago. Pero costó mucho, porque yo pasaba por una rara y mínima felicidad doméstica, y allí las canciones que a mí me gustan, que son desesperadas, no crecen", explicó.

En ese sentido, Sabina sentenció que "el desamor, sin ninguna duda inspira. El amor es una cosa de maricones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios