invitados Este fin de semana pasarán por Fermasa autores como Santiago Valenzuela o Mike Collins

El Salón del Cómic crece tras los "momentos más difíciles"

  • El encuentro continúa su especial tarea como cazatalentos con unas 300 entrevistas con los editores · El cosplay será especial: se hará sobre pasarela y con focosl Más información en saloncomicgranada.com/

Comentarios 2

Como uno de esos héroes que se crecen cuando peor están las cosas, el Salón del Cómic resurge de la crisis con más brío si cabe. Alejandro Casasola presentó ayer la XVII edición después de haber pasado los "momentos más difíciles" que recuerda. Que no se preocupen sus incondicionales, este año también habrá Salón del Cómic. Tal es su aceptación fuera de las fronteras granadinas que en la web piensan en los 'foráneos' y ofrecen un 30 por ciento de descuento en Renfe para venir a visitarlo. El objetivo, igualar o superar incluso las 40.000 visitas del año anterior.

El Salón del Cómic da un paso más en su apuesta por el dibujo y la historia. Por si fuera poco el cómic de 'toda la vida', ahora también atiende a los personajes de videojuegos y animación, con lo que amplía el mercado de autores disponibles para ser contratados. Aunque ya hay concertadas 150 entrevistas con los editores, Casasola reconoció ayer que al final serán unas 300. "Tenemos que intentar convencer a los editores de que contraten a los autores andaluces y nacionales". Estarán presentes editores como Jeff Krelitz, Robert Simpsom o Eduardo Alpuente. "Hay que aprovecharlos", bromeó el director del Salón. Los hay muy buenos: el jovencísimo dibujante granadino Jorge Jiménez, por ejemplo, consiguió gracias a un salón y su talento fichar con la americana DC para dibujar Batman Arkham City. "Al final todos quieren estar aquí", por eso más de 100 autores ya están acreditados.

Además del prestigio de contar para el cartel del Salón con el historietista Esteban Maroto (que ha trabajado para Creepy, Eerie o Vampirella), con un dibujo que hace un guiño a la vuelta de los leones a la Alhambra, el certamen contará con Santiago Valenzuela, Premio Nacional del Cómic 2011 por Plaza Elíptica (séptima parte de su popular Las aventuras del Capitán Torrezno), Mike Collins, uno de esos dibujantes de Batman y Spiderman que siempre crean especial expectación en el Salón, Calpurnio (autor de las historietas de Cuttlas), Marc Bernabé (especializado en manga japonés) o Carla Berrocal (que el año pasado publicó su primera novela gráfica, El brujo).

Aunque el Salón del Cómic arranca el jueves con el III Encuentro Profesional dedicado este año a la mujer -su presencia en el mundo del cómic es cada vez mayor-, oficialmente las puertas de Fermasa abrirán del viernes al domingo. Los amantes del cómic tendrán dónde elegir: habrá 250 actividades repartidas entre talleres, exposiciones, conferencias, karaokes o videojuegos.

La actividad estrella, sin embargo, volverá a ser el cosplay que este año no tendrá nada que envidiar a la pasarela Cibeles. "Habrá plataforma y focos", avisó ayer Casasola, que aseguró además que no hay un cosplay "igual en toda España".

La imagen, protagonista indiscutible del Salón, se extenderá a lo largo de las exposiciones. La temática es muy variada: se podrá elegir entre El hogar de los juguetes rotos, que muestra el trabajo de Lolita Aldea (ganadora del Certamen de Cómic Desencaja del Instituto Andaluz de la Juventud); Cómic 21, una iniciativa para apoyar la causa de la Asociación Síndrome de Down de Granada; Hazañas bélicas, un homenajede Ediciones Glénat al proyecto del guionista y escritor Hernán Migoya, quien ha reunido un equipo artístico de lujo para contar historias de guerra; El Capitán Torrezno, que repasa la historia del personaje que le ha valido a Valenzuela el Premio Nacional del Cómic; o Mitografías, una exposición de alumnos de Bellas Artes sobre su particular visión de los grandes héroes.

En su interés por convertirse en una suerte de "cazatalentos", el Salón del Cómic inauguró ayer precisamente un curso en la UGR llamado Cómic e Ilustración: de la universidad a la industria editorial con 'asignaturas' como las Formas de trabajo de los nuevos autores para los mercados internacionales o los procesos creativos del cómic y la ilustración. El objetivo es "favorecer la inserción de los más jóvenes".

Puesto que la crisis les ha hecho pasar "momentos difíciles", como dijo ayer Casasola, fue mayor su agradecimiento a la Junta por seguir apostando por el Salón. El precio de la entrada ni sube ni baja: 4 euros con un cómic.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios