El Salón de Cómic resiste a la crisis y convoca a más de 35.000 visitantes

  • La cita granadina consigue cerca de 300 entrevistas entre editores y jóvenes dibujantes

La XVII edición del Salón del Cómic cerró ayer sus puertas en Fermasa con un éxito de visitantes, cerca de 35.000, algo menos que en ediciones anteriores pero que mantiene a la cita granadina como el gran referente a nivel nacional. Para Alejandro Casasola, director del Salón del Cómic, otro de los éxitos han sido las 300 entrevistas entre editoriales y autores, de las que saldrá un contrato entre ambas partes en el 10% de los casos. "Incluso los editores se han sorprendido de la calidad de algunos dibujantes nuevos que no habían participado antes en el certamen", recalca Casasola, que destaca que el nivel de ventas de los stands también ha mantenido el tipo en esta edición, que tuvo el pasado sábado como el día de mayor afluencia.

El Salón acogió varias exposiciones, entre las que destaca la de El hogar de los juguetes rotos, cómic de Lolita Aldea y ganador del concurso Desencaja del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).

Las más de 300 actividades del Salón del Cómic incluyeron un concurso de gritos, talleres manuales, un concurso de disfraces sobre pasarela y firma de cómics de autores internacionales. Y como todos los años, multitud de jóvenes aprovecharon paera poner una nota de colorido al recinto de Fermasa con disfraces de todo tipo inspirados en los personajes del cómic.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios