Música hoy

¿Satisfechos?

  • Se cumplen 45 años de la publicación de 'Satisfaction' de los Rolling Stones, un himno generacional de protesta contra la sociedad de consumo y la represión sexual

Comentarios 1

Cuenta la leyenda, y lo dice él mismo, que una noche de primavera de 1965, en un hotel de Florida, Keith Richards soñó una melodía musical. Se despertó y echó mano de una grabadora que tenía en la mesita de noche y de su guitarra. Durante dos minutos estuvo tocando aquella melodía y luego volvió a quedarse dormido. "La grabadora siguió funcionando, de modo que se podían escuchar dos minutos de canción y cuarenta de ronquidos en la cinta a la mañana siguiente". Richards acababa de crear Satisfaction, la canción más emblemática de los Rolling Stones. El 20 de agosto de 1965 salió publicada en Inglaterra. Hace de eso ahora 45 años. Y Satisfaction sigue sonando con la misma fuerza.

Al tocar su guitarra, Richards también había tarareado una melodía para la voz. Cantó lo primero que se le vino a la cabeza: "I can't get no satisfaction" ('No puedo conseguir satisfacción'). "Canté eso como podría haber escrito 'La tía Millie se pilló la teta izquierda con un rodillo'. Pero al final se quedó con esa frase. Mick Jagger escribió el resto de la letra", recordaría Richards.

Jagger terminaría la letra el 5 de mayo y los Rolling Stones estarían ensayando la canción durante cinco días antes de meterse en los Chess Studios de Chicago para hacer una primera versión, en la que Brian Jones tocaba la armónica.

Unos días después volaron a Los Ángeles para grabar una segunda versión en los estudios RCA de Hollywood. Ésa sería la versión definitiva, interpretada por Mick Jagger haciendo voz y coros, Keith Richards tocando la guitarra eléctrica, Brian Jones con la guitarra acústica, Bill Wyman con el bajo, Charlie Watts a la batería y el pianista Jack Nitzsche a la pandereta. El 13 de mayo la grabación había terminado.

El hecho de que Satisfaction tuviera tanta popularidad en su momento puede deberse al uso, por primera vez, de un distorsionador en la guitarra eléctrica. Richards se había comprado un pedal Gibson Maestro Fuzzbox, que acababa de inventarse, y quería probarlo con alguna canción. Ésta fue la primera. El sonido le daba al riff de guitarra (una frase melódica que se repite continuamente) la consistencia que el tema necesitaba.

A Keith Richards no le gustó demasiado la canción nunca. "Tiene un riff muy tonto", solía decir. "Además, se parece demasiado a una canción de los Martha & The Vandellas". El resto de la banda y el productor del grupo, Andrew Loog Oldham, opinaban justo lo contrario. Cuando los ejecutivos de London Records escucharon el tema, decidieron que tenía que ser publicado de inmediato en los Estados Unidos. El disco salió primero en América, el 27 de mayo, y luego en Gran Bretaña y el resto del mundo, el 20 de mayo. Fue un éxito inmediato.

La canción, que hasta el momento en que Keith Richards probó su distorsionador iba a ser un tema con aire country, como lo sería después Mother's little helper, tenía un aire de protesta que rápidamente calor entre la juventud inglesa y norteamericana. Jagger se quejaba en la letra de la información inútil de los anuncios en la televisión, de que para ser un hombre de verdad había que fumar determinada marca de cigarrillos. También se quejaba de la vida de estrella de rock "viajando alrededor del mundo, haciendo esto y firmando aquello" y de la imposibilidad de tener una relación con una chica.

En su momento, un verso provocó el escándalo porque narraba que una chica lo rechazaba sexualmente porque a ella le había bajado la regla.

El caso es que el tono de rebeldía de Satisfaction y el éxito mundial de la canción reforzaron la idea en los Rolling Stones de que ése era el camino que debían seguir. Pasaron, como diría Mick Jagger, de ser una banda del montón a ser 'la' banda de rock por excelencia.

Satisfaction es, hoy por hoy, una de las canciones más versionadas de la historia y siempre está encaramada en los primeros puestos de las cien mejores canciones del siglo XX. Los Rolling Stones pueden decir, finalmente, 45 años después, que ese tema les dio muchas satisfacciones...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios