Schumann: de moda después de 200 años

  • El 8 de junio se cumple el bicentenario del nacimiento del compositor alemán con una vida marcada por la tragedia

Una vida llena de tragedia, una muerte llena de misterio: la fama de Robert Schumann estuvo marcada por el signo de la enfermedad mental. De todos modos, el compositor encontró un gran admirador en la persona de Johannes Brahms, y posiblemente aún hoy se esté aprendiendo a apreciarlo verdaderamente.

"Uno descubre de nuevo que al final no era tan tremendamente melancólico", dice Matthias Wendt, experto del Centro de Investigación Robert Schumann de Dusseldorf. En el año 2006, un año muy musical, el aniversario 150 de la muerte de Schumann no fue debidamente celebrado, a la sombra de las conmemoraciones por el cumpleaños 250 de Mozart. Ahora que se cumplen 200 años del nacimiento del compositor, el panorama es distinto.

¿A qué se asocia el nombre de Schumann? ¿A las Kinderszenen (Escenas infantiles), tal vez, o acaso a sus canciones? Hasta hace pocas décadas, por el contrario, su segunda sinfonía era todavía considerada "mal instrumentada", dice Wendt. Pero los tiempos cambian: "Uno ha tomado distancia y ahora se puede volver a descubrir toda su música".

Eso es algo que los compositores contemporáneos ya hicieron. Schumann desafía y parece ejercer una atracción inmensa sobre los músicos actuales. "Probablemente sea Schumann el compositor más citado de la nueva música", agrega Wendt. El compositor Heinz Holliger alguna vez la señaló como una "música de la diferenciación extrema".

Robert Schumann nació el 8 de junio de 1810, hijo de un librero y editor en Zwickau. Estudió Derecho de mala gana. Al mismo tiempo tomaba clases de piano con quien luego sería su suegro, Friedrich Wieck. Una parálisis de la mano derecha frustró el sueño de una carrera musical del virtuoso del piano.

Así, se concentró en la composición: en 1840, el año de su boda con la pianista Clara Wieck, contra la voluntad del padre de la novia, compuso casi 150 canciones para piano, entre ellas los ciclos (Liederzyklen) y círculos (Liederkreise) de canciones. En 1844 sus esperanzas de suceder a Mendelssohn en la Gewandhaus, la renombrada sala de conciertos de Leipzig, quedaron en la nada. En 1850 asumió el cargo de director musical municipal en Dusseldorf.

Schumann estaba enfermo de sífilis, además de sufrir depresiones y alucinaciones. En 1854 intentó suicidarse saltando al Rin. Fue rescatado e ingresó al sanatorio Endenich en las cercanías de Bonn, donde falleció dos años después, a sus 46 años. Las discusiones sobre su grado de demencia continúan hasta el día de hoy. Tomada por el miedo de que la locura de su marido fuera reconocible en su obra, Clara Schumann ocultó todas las obras que él mismo no había llegado a publicar, entre ellas el concierto para violín, que no fue dado a conocer hasta 1937.

Schumann fue redescubierto sobre todo gracias al movimiento que promovió la interpretación de la música con instrumentos originales (Originalklangbewegung) alrededor de la figura de Nikolaus Harnoncourt. En años recientes, además de Harnoncourt, quien presentó una grabación de la única ópera de Schumann, Genoveva, también directores como David Zinman, Daniel Barenboim y Fabio Luisi tocaron las sinfonías de Schumann.

¿Desde cuándo el compositor es considerado un grande? En torno a Schumann ha habido más silencio que en torno a Mozart, Haydn o Händel. No obstante, para su cumpleaños número 200 Dusseldorf rendirá homenaje al compositor durante todo el año, y la ciudad aspira a presentar cada una de las piezas que él compuso.

Incluso la megaestrella del rock Sting descubrió al compositor del romanticismo: en Twin Spirits leyó las cartas de Schumann dirigidas a Clara Wieck sobre la historia de amor entre el compositor y su futura esposa. "Schumann está nuevamente de moda", comenta Wendt par concluir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios