Scorsese vuelve con Di Caprio

  • El director y el actor presentan en Nueva York su nuevo proyecto en común, 'Shutter Island', con claras influencias del cine clásico de suspense y que cuenta con tintes con un punto de terror

El director estadounidense Martin Scorsese y el actor Leonardo DiCaprio presentaron en Nueva York su nueva colaboración cinematográfica, el esperado filme Shutter Island, con la que ambos firman su cuarto proyecto en común. Tras colaborar en filmes tan exitosos como Gangs of New York (2002), The Aviator (2004), y The Departed (2006), Scorsese y DiCaprio entregan ahora un nuevo título en común en el que su colaboración ha sido más intensa, según reconoció el propio actor en una rueda de prensa en Manhattan.

"Debo confesar que, durante el rodaje de esta película, viví algunas de las experiencias cinematográficas más duras de mi carrera", explicó DiCaprio sobre su trabajo en Shutter Island bajo la atenta mirada de Scorsese y uno de sus compañeros de reparto, el británico Ben Kingsley, quienes lo acompañaron en Nueva York.

Según el eterno protagonista de Titanic (1997), fueron "unas semanas muy intensas en las que fue como vivir en realidad el drama de nuestros personajes, y en las que hubo momentos en los que me pregunté quién era exactamente ese personaje y hacia dónde tenía que dirigirse".

En esta nueva aventura de Scorsese, que recoge claras influencias del cine clásico de suspense y que cuenta con tintes del cine de terror, DiCaprio encarna a un policía atormentado por su participación en la Segunda Guerra Mundial como soldado de las fuerzas aliadas, y un pasado oscuro que se descubre poco a poco.

Interpreta así a Teddy Daniels, quien en 1954 debe investigar, con la ayuda de su compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo), la desaparición de Rachel Solando (Emily Mortimer), una asesina que escapa de un hospital para enfermos mentales situado en una isla y dirigido por el doctor John Cawley (Kingsley). Se trata de una adaptación, rodada en la costa de Massachusetts, de la novela homónima escrita en 2003 por el estadounidense Dennis Lehane, responsable de otras historias llevadas al cine con éxito, como Mystic River (Clint Eastwood, 2003) o Gone Baby Gone (Ben Affleck, 2007).

"Es un 'thriller' psicológico, pero a medida que te metes en la película y en la rocambolesca búsqueda de esa paciente entiendes que Teddy arrastra su propia tragedia y acabas muy involucrado psicológicamente", explicó DiCaprio, quien dijo haber investigado "mucho" sobre las enfermedades mentales para enfrentarse a su papel.

Scorsese, por su parte, aseguró que aceptó el proyecto, con guión de Laeta Kalogridis, porque le intrigó "muchísimo" la historia y cómo ésta "se desplegaba en muy distintas realidades ante al espectador", así como "las relaciones personales que se forman entre los protagonistas" y "la claustrofobia" que transmite.

"¿De dónde viene el sentimiento de claustrofobia que se transmite pese a estar al aire libre?. En esta película la trampa es interna y la ofrece el personaje de Leo", argumentó Scorsese, quien reconoció que para esta cinta encontró inspiración en "películas, libros y música" que han pasado por sus manos desde que tiene uso de razón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios