Crítica de CIne

Scrat, su odisea en el espacio

Ice Age: el gran cataclismo

Animación infantil, 2016, EE UU, 94 min. Dirección: Mike Thurmeier, Galen T. Chu. Guion: Michael Berg, Aubrey Solomon, Michael J. Wilson. Cines: Kinépolis, Cinema Serrallo, Cinema 2000 Neptuno, Artesiete Alhsur.

La quinta entrega en largo de la franquicia más longeva de la era de la animación digital arranca de manera espectacular y por todo lo alto, rememorando aquel corto de la casa Blue Sky / Fox de 2010: Scrat, nuestra escuálida ardilla de ojos saltones, crea accidentalmente el mismísimo Sistema Solar después de darle una de sus clásicas patadas a una avellana que va a impactar a un meteorito, luego a una nave espacial, hasta desencadenar el caos interestelar.

Scrat sigue siendo, qué duda cabe, el principal atractivo cómico-empático de la franquicia, lo que la vincula con la mejor tradición gamberra y elástica de la vieja animación analógica, una mascota de perfecto diseño y constante gesto destructor que, por desgracia, polariza el interés casi exclusivo de unas películas que parecen cada vez más encorsetadas en un mismo esquema de corrección industrial y se empeñan en añadir demasiados nuevos personajes a su núcleo central de criaturas salvajes antropomórficas.

Este Gran Cataclismo alterna el ya conocido paisaje prehistórico nevado con el viaje cósmico (lo mejor: los pasajes con gravedad cero) para alertarnos sobre el fin del mundo (sic), agitando un mensaje ecologista y familiar de andar por casa que no consigue disimular una cierta saturación de verborrea, tendencia a la dispersión narrativa y una animación cada vez menos cuidadosa con los detalles, los matices, las texturas y las superficies, pecado que deja al descubierto las prisas y rutinas de la casa por rentabilizar la franquicia antes de que la caprichosa memoria infantil desfallezca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios