Senderismo por Bellas Artes

  • El Museo del Palacio de Carlos V realiza una selección de obras sobre los caminos recorridos por el arte en el siglo XX y su evolución en Granada

Coleccionar es una de las principales funciones del museo, sin embargo, no todos los objetos que se cobijan en él tienen el privilegio de ser mostrados en su exposición permanente. Con el afán de paliar esta circunstancia y, a la vez, completar la visión de los fondos fechados a partir del siglo XX que se exponen en el Museo de Bellas Artes del Palacio de Carlos V, se ha realizado una selección de obras que ilustra sobre los caminos recorridos por el arte en esta centuria y la desigual asimilación de las vanguardias en una ciudad, Granada, alejada de los principales centros generadores de nuevos planteamientos artísticos y la culminación de estos caminos en nuestro museo.

De la selección realizada para esta ampliación de la exposición permanente, la mayoría de autores son granadinos o formados en Granada. Se parte de la actividad cultural emanada, a principios del siglo XX, de la tertulia del Rinconcillo, protagonizada por artistas como Manuel Ángeles Ortiz o Ismael González de la Serna. A partir de este germen, otras generaciones de artistas granadinos posteriores se apegaron a la vanguardia de manera más o menos plena acudiendo al mismo epicentro, tal y como hizo José Guerrero en Nueva York, o, de manera mucho más personal y autóctona, Manuel Rivera o Miguel Rodríguez-Acosta Calström.

Otros artistas granadinos asumieron de manera tangencial los avances de estos epicentros artísticos, discurriendo por terrenos, digamos, menos arriesgados y próximos a un arte más académico, tales como Manuel Maldonado. La exposición muestra una contraposición de las obras y estilos de cada uno de esos artistas, para notar la diferencia de asimilación que existe entre aquellos que marcharon a conocer directamente lo avanzado y otros que quedaron para trabajar según sus esquemas, pero que de alguna u otra manera recibirían la influencia lejana de los avances vanguardistas. Se muestran así obras de artistas como Antonio Moscoso y el más reciente Juan Vida.

Por último están las obras que se conservan en Bellas Artes de esta etapa artística y que provienen de diversas fuentes donaciones, adquisiciones y depósitos de diversa índole, autores y temáticas, fruto del deseo de crear una sección de arte contemporáneo desde finales de los años 70. Dentro de esta heterogeneidad se ha querido hacer un esfuerzo de ordenación de los fondos expuestos que no quedara en la tradicional sucesión cronológica y agrupación por artistas. Se puede descubrir así, en el recorrido propuesto, varios ámbitos temáticos en los que se sugieren y apuntan los recorridos estilísticos y evolutivos tanto del arte como de los propios artistas. Ayudan a este descubrimiento la asociación por temas o género artísticos como el bodegón, el paisaje, el proceso de simplificación hasta la abstracción, así como la plasmación de la mujer o la musa.

Por último, reseñar que para la presentación de las obras se ha reutilizado la arquitectura museográfica de la exposición Matisse y la Alhambra, adaptándola, en todo lo posible, a las características de las obras seleccionadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios