Sentimientos de pérdida y destrucción

  • l La exposición 'Vidas infinitas en tiempos olvidados' se podrá contemplar en el Instituto de América hasta el 17 de julio.La artista Marta Aguirre presenta una muestra sobre los tiempos perdidos en el Damián Bayón de Santa Fe

La artista navarra Marta Aguirre expone Vidas infinitas en tiempos olvidados en el Damián Bayón de Santa Fe, inundando cada una de sus salas de eternos y desgarradores sentimientos. En esta muestra individual que aterriza por vez primera en tierras granadinas se recoge una pequeña parte de su proyecto itinerante que ya ha pasado por ciudades como Logroño, Zaragoza o Guadalajara. En ella el protagonismo recae en el concepto de pérdida como experiencia que todos los seres humanos experimentamos, sufrimos y asimilamos. Este sentimiento se plantea a partir del pueblo zaragozano de Belchite como fuente de inspiración, lugar derruido y abandonado tras la Batalla de Belchite durante la Guerra civil española.

La exposición sumerge al espectador en un recorrido por 20 obras de gran tamaño cargadas de simbolismo que convierten este espacio expositivo en un lugar trascendental y sensible. Se instalan como un cuento donde la voluntad de crecer y recuperar los tiempos perdidos son protagonistas y los hombres son los personajes que hacen de la pérdida historias que contar.

Entre las piezas, destaca la serie Tienes derecho a la tristeza realizada con diversas técnicas y productos en tinta china, collage, ceras, lapiceros sobre tela y papel couché donde la tonalidad negra y grisácea surgen como expresión del sentimiento de pérdida y destrucción. En contraposición, el resto de obras ofrecen paisajes en ruinas de enorme intensidad a base de manchas de colores rosas, amarillos, verdes, blancos y azules proponiendo una esperanzada recuperación de los tiempos perdidos, tal como expresan los títulos que se recogen dentro de la obra con grafismos esquemáticos y sutiles como "olvidaron el tema de su disputa", "son paisajes que matan esperanzas" o "calmaron las malas voces de sus despertares".

En la parte central, el espectador es recibido con una canción popular que contextualiza la obra: "Pueblo Viejo de Belchite ya no te rondan zagales, ya no se oirán las jotas que cantaban nuestros padres". Junto a ella, la artista recurre a los murales Vidas infinitas en tiempos olvidados formado por mujeres, hombres y niños, y a una gran pintura sobre la pared de la sala que introduce al espectador en las mismas ruinas de iglesias y edificios derruidos.

Marta Aguirre, nacida en Tudela (Navarra, 1983) reside actualmente en Granada donde cursó la licenciatura de Bellas Artes. A pesar de su juventud tiene ya un extenso curriculum de exposiciones tanto individuales como colectivas, entre las últimas una exposición itinerante organizada por IberCaja, de la cual forma parte este proyecto. Además ha ganado varias becas y premios y algunas de sus obras han sido adquiridas por instituciones tan variadas como Caja Rural de Jaén, Ayuntamiento de Granada, Universidad de Granada, Fundación María José Jove, entre otras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios