Siguiendo las huellas de Lorca

  • La ruta 'Los lugares de Lorca' recorre los lugares que marcaron la vida del universal poeta granadino

Pese a todas las advertencias que le hicieron sus amigos en Madrid, decidió volver a su ciudad. España en 1936 era un lugar convulso y peligroso, sobre todo para alguien como él. Le dijeron que estaría más protegido en una gran ciudad como Madrid y que viniendo a una provincia pequeña como Granada arriesgaba demasiado. En esa encrucijada, días anteriores al Golpe de Estado del general Franco, Federico García Lorca tomó el camino erróneo. El día 16 de julio cogía un tren de Madrid a Granada para acudir a la celebración del santo de su padre don Federico el día 18.

La familia Lorca, que era muy importante de la sociedad burguesa granadina de la época, conmemoraba dicha fecha con una gran fiesta en la Huerta de San Vicente en la que todo el mundo que quisiera podía pasar a felicitar a don Federico, una institución en Granada. Era una obligación sentimental para el joven poeta y de ninguna manera se planteó la decisión de faltar a la cita. Estos detalles, poco conocidos para la mayoría de público, los conoce y divulga María Angustias García Valdecasas, guía de turismo y socia fundadora de la empresa Cicerone, especializada en visitas guiadas por Granada.

Hoy, la empresa lleva a cabo un itinerario por los lugares lorquianos del centro de Granada como conmemoración del 80 aniversario de la muerte de Federico García Lorca. La ruta recorre los principales lugares de la vida del poeta en la ciudad, donde pasó la mayor parte de su existencia e inspiró su obra.

En este paseo se puede observar cuánto ha cambiado la ciudad de Granada desde los años 30 del siglo pasado. Casi todos los edificios de la historia de Lorca ya no están en pie y los sustituyen otros más contemporáneos, aún así gracias a esta ruta es fácil revivir aquellos días. El itinerario Los Lugares de Lorca es un repaso por la vida y figura del poeta. En ella, se rememoran las calles por las que paseó, así como las personas que le rodearon, su familia, amigos y su importante producción literaria. "Esta ruta la realizan sobre todo granadinos", cuenta García Valdecasas, "aunque también lo solicitan muchos turistas de fin de semana". Los usuarios podrán recordar y reconocer la Granada de hace casi un siglo y los de fuera descubrirán una ciudad que les sorprenderá y fascinará tanto por su historia como por su gran atractivo cultural.

El itinerario comienza en la Fuente de las Batallas, lugar céntrico de la ciudad y finaliza en el Centro Cultural García Lorca, un nuevo espacio expositivo y cultural ubicado en el mismo corazón de Granada, la plaza de la Romanilla.

Fuente de las Batallas

El itinerario comienza en este bello lugar granadino con una presentación de Federico García Lorca, sus orígenes, sus características físicas, sus aptitudes artísticas y literarias y su arrolladora personalidad. En este amplio enclave se señalan las casas de la familia García Lorca, la de la Acera del Darro 60 y la de Acera del Casino 31.

También se habla de las otras casas del poeta, las de su infancia en la Vega y el pueblo y de la Huerta de San Vicente, su casa de verano en la que escribió casi toda su obra adulta.

El Rinconcillo.

La segunda parada se ubica en el actual restaurante Chikito, antiguo Café Alameda, que recibía público durante todo el día. En él se encontraban toreros, artistas, políticos y burgueses de la época y, por la noche, era el lugar donde se reunía la famosa tertulia El Rinconcillo, de tono literario e intelectual en la que participaron la práctica totalidad de la las mentes más modernas y preclaras de la Granada del momento. "Federico fue uno de sus habituales prácticamente durante 15 años", señala Valdecasas.

Este fue uno de los lugares emblemáticos en la vida de Federico. En la fachada se observa una placa en su recuerdo, aparentemente "es la única" que menciona a Lorca y "no hay ninguna otra placa en la ciudad". La colocó el antiguo dueño del restaurante Chikito, que entendió que este era un lugar importante donde el poeta se estuvo reuniendo con sus colegas durante 15 años. Todos ellos intelectuales.

Lorca encontró su pasión por la poesía en este lugar, ya que su padre le negó la opción de desarrollar su primera vocación, la de ser músico. En el Café Alameda, sus compañeros intelectuales le animaron a que desarrollara esta faceta y mostrara su poesía.

Plaza Mariana Pineda

La siguiente parada es la estatua de Mariana Pineda, que ya presidía la plaza cuando Federico García Lorca escribió su obra de teatro sobre la heroína granadina, que estrenó en el antiguo Teatro Cervantes localizado justo enfrente, señala la guía. Además se habla de la producción teatral y poética de Lorca, de las importantes obras que escribió y de su gran creatividad.

"Todo este ambiente intelectual y social se desarrolla en un mismo círculo -Fuente de las Batallas, el Café Alameda, la plaza de Mariana Pineda- porque era el lugar de expansión de Granada, que con la nueva riqueza del azúcar, se expandió por la Alameda de la Virgen y el Paseo del Salón", afirma Valdecasas. Por eso estaba todo allí; el casino, el teatro, los bares... Este era el lugar de la sociedad granadina, esa es la razón por la que la familia Lorca tenía aquí sus casas, pues estaban estrechamente relacionados con ese ambiente.

Plaza del Carmen

En la sede del Ayuntamiento de Granada -también en la década de los treinta- se hace un análisis de la complicada situación política, social y económica que vivió Federico García Lorca y sus contemporáneos en el año 1936. En esta parada de la ruta se cuentan otros detalles como que la familia también vivió en una casa de tres plantas ubicada justo enfrente del consistorio.

Calle Mesones

Paseando por la calle Mesones se describe "la vida cotidiana" de la familia Lorca, visitando lugares ya desaparecidos como el Café Suizo, la farmacia de confianza de la familia, la librería en la que los estudiantes de la familia García Lorca tenían "cuenta" o la imprenta que publicó su primer libro.

Al acabar esta parada, antes de llegar a Plaza Bib-Rambla, el guía se detiene en el Arco de las Cucharas, telón de fondo del primer acto de la obra teatral de Federico Mariana Pineda.

Plaza Bib-Rambla

En esta parada se comentan las conferencias que Lorca daba sobre su ciudad , ya que el poeta fue un enamorado de su tierra. Tenía preparadas "seis o siete conferencias" que iba intercalando en sus bolos, a menudo repartidos por toda España. En sus charlas hablaba de Granada y de sus habitantes, "de los detalles que le fascinaban e inspiraban". Esta parada evoca algunos de los aspectos que más le cautivaban de la ciudad.

Plaza de las Pasiegas

Pasando por la Plaza de las Pasiegas se explica que Federico solía participar cada año en la procesión del Corpus. "Le gustaba ver sobre todo la salida de la Custodia por su arco central", comenta María Angustias Gª Valdecasas.

Plaza Castillejos. Colegio Sagrado Corazón

La familia García Lorca se mudó a vivir a Granada entre otras razones, para que los hijos pudieran continuar sus estudios en institutos y colegios exigentes y de prestigio de la ciudad. Los varones García Lorca estudiaron durante sus años de instituto en el Colegio Sagrado Corazón, situado en esta plaza. Curiosamente, pese a su nombre era un colegio laico.

Facultad Derecho

En este lugar cuentan la vida académica de Federico, que no fue buen estudiante. Tras varios intentos, primero con Filosofía y Letras y después con Derecho por exigencia de su padre, consiguió finalizarla gracias a la ayuda del amigo de la familia Fernando de los Rios, lo que nos lleva a la siguiente parada.

El Jardín Botánico

Fernando de los Ríos fue un personaje muy importante de Granada, Catedrático de Derecho y posteriormente ministro de la Segunda República, apoyó la iniciativa de Federico y otros jóvenes artistas en la creación del famoso teatro itinerante La Barraca. Además siempre incentivó la faceta artística del poeta e incluso, en un momento de profunda depresión de Lorca tras la dolorosa ruptura con el escultor Emilio Aladrén, Fernando de los Ríos decidió llevarlo con él a Nueva York para que intentase recuperarse. El Jardín Botánico de Granada está presidido por un monumento conmemorativo a Fernando de los Ríos.

Calle Angulo/Esquina Tablas.

Casa de la familia Rosales. El 18 de julio de 1936, día de San Federico, el poeta no faltó a la importante fiesta que organizaba la familia García Lorca en la Huerta de San Vicente. En los días, la situación se hizo casi insostenible para la familia, pues a Federico lo buscaban por la ciudad un escuadrón de militares.

Al final, y "tras desechar un par de opciones", el poeta buscó refugio en casa de unos amigos, los hermanos Rosales, pero fue localizado y arrestado. Lo sacaron esposado del número 1 de la calle Angulo, trasladado en coche hasta el Gobierno Civil y fusilado en algún lugar entre Víznar y Alfacar la madrugada del 18 de agosto de 1936.

Plaza Romanilla Centro Cultural García Lorca

Federico García Lorca es el poeta español más universal, sus obras se representan por todo el mundo y su poesía ha sido traducida prácticamente a todos los idiomas. Finalmente, para recordar su figura y homenajear todo lo que representó tanto para el arte como para la historia de la represión de este país, el itinerario finaliza en la Plaza Romanilla, donde se ubica el Centro Cultural García Lorca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios