Stefano Bollani: la música con risa entra

El pianista italiano Stefano Bollani se estrenó el domingo en el XXIX Festival Internacional de Jazz de Granada en un concierto con el que conectó con el público del teatro Isabel la Católica, en buena parte paisanos de este músico que en su país es una celebridad. Programado en principio a medias con Enrico Rava, tras la baja por enfermedad del trompetista, Bollani tuvo que traer rápidamente a su grupo I Visionari, una de las varias formaciones que mantiene y con la que ha grabado dos discos, el último, Omaggio alle Occasioni Perdute y que es el que sirvió de punto de partida para su concierto granadino.

Su concierto fue impactante, con cambios emotivos diferentes, más europeos que americanos (graba para la exquisita ECM, paradigma del esteticismo continental más lujoso) y con una reconocible impronta italiana ya que es un admirador confeso de músicos como Nino Rota y Renato Carosone. En un conjunto en ocasiones camerístico, en otras contemporáneo y otras parodiando cualquier página de la historia de la música, porque cuando el grupo cede en su perfecta conjunción quedan vacíos que le llena sacando su surrealista sentido del humor.

Pero las gracietas y los chistes no desenfocaron un impecable concierto en el que piezas como La sicilia o Bambina abren una nueva vía en el jazz actual con escasos contactos con la tradición afroamericana. En otras como Roccamore mostró su cara más energética y contemporánea, casi de post-rock, antes de que…dinamitara toda posible especulación intelectual poniéndose a imitar las maneras y voces de los cantantes románticos italianos de los años sesenta para delirio de la audiencia. Personaje absolutamente imprevisible, electrocutante pianista, fantástico improvisador y con la irreverencia que le permite su gran preparación, Bollani se metió a la audiencia en el bolsillo. The hamburg Boogaloo, una construcción vertiginosa partiendo de Khachaturian fue el último punto de contacto con la realidad en una despedida preparada como un gag de Martes y Trece.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios