Stieg Larsson estaba seguro de que triunfaría con sus novelas

  • El autor de 'Los hombres que no amaban a las mujeres' confiaba en toda su obra

Stieg Larsson estaba convencido de que su trilogía, Milennium, sería un éxito editorial, de que las novelas eran "especiales" y de que le harían recaudar el dinero suficiente para asegurarse "unos buenos fondos para su jubilación", según destacaron ayer sus editoras suecas.

"Stieg tenía su corazón en el periodismo, era un principiante en novela, pero creía en lo que había escrito", señaló Elin Sennero, una de las editoras, quien relató que Larsson esperó a tener sus tres volúmenes escritos para presentarlas en la editorial Norstedts, algo que sucedió pocos meses antes de fallecer repentinamente de un infarto, en noviembre de 2004.

En la presentación en la embajada de Suecia de La reina en el palacio de las corrientes de aire, Sennero definió a Larsson como un hombre "tranquilo" y "silencioso", y también "muy cuidadoso" y "seguro" de lo que no se debía cambiar en el libro, como los títulos o el relato de la brutal violencia que se ejerce contra la protagonista Lisbeth Salander en la primera parte, Los hombres que no amaban a las mujeres.

"Se quiso rebajar el tono de esta parte pero él se negó, la realidad, nos dijo, era mucho peor", recordó otra de las editoras, Magdalena Hedlund, quien estuvo con él el día anterior a su muerte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios