Festival internacional de Jóvenes realizadores

Strummer vuelve a Granada

  • El certamen proyecta mañana ‘Vida y muerte de un cantante’, un documental sobre el líder de The Clash en el que intervienen Bono, Johnny Depp, Martin Scorsesse, Matt Dillon y John Cusack.

El futuro está por escribir”. Ése era el viejo lema que Joe Strummer, líder y cantante de la banda de punk británica The Clash, tenía inscrito en su guitarra, una vieja Fender Telecaster. Ése es también el título del documental que el cineasta Julien Temple estrenó el año pasado con enorme éxito en el festival de Sundance, en Estados Unidos: un documental sobre la vida y muerte de un cantante, Joe Strummer, un hombre que estuvo íntimamente ligado a Granada por su pasión hacia García Lorca y sus amigos rockeros de la ciudad. El documental llega mañana por la noche por fin a Granada de la mano del Festival Internacional de Jóvenes Realizadores. Strummer, fallecido de una malformación congénita del corazón a los 50 años, en 2002, vuelve por fin a Granada.

Joe Strummer: Vida y muerte de un cantante, que así se ha traducido al castellano el título original de Joe Strummer: The future is unwritten, es un documental de más de dos horas de duración en el que Julien Temple, autor de la mayoría de los vídeos de los Sex Pistols, los Rolling Stones, David Bowie o The Kinks, hace un recorrido por la vida de Strummer de la mano de viejas grabaciones, imágenes inéditas y entrevistas a personajes como Bono, de U2, Johnny Depp, Martin Scorsesse, Matt Dillon, Jim Jarmusch, Peter Cushing, John Cusack, sus compañeros de The Clash o Steve Buscemi. El director de cine decidió reunir a todos los personajes que aparecen en el documental en torno a diferentes hogueras por todo el mundo. Junto a ellas, van narrando sus viejos recuerdos con Joe Strummer y relatando anécdotas que ponen de relieve la genialidad, la generosidad, el buen corazón y las contradicciones del cantante.

“Para mí, Joe Strummer, a pesar de su status en el Salón de la Fama del Rock’n’Roll, fue un filósofo que destiló vida”, explica el director, íntimo amigo de Strummer en los diez últimos años de su vida. “Desde el principio disfrutó rompiendo las reglas. La contradicción ocupaba un lugar destacado en su naturaleza y me pareció que la película lo reflejara”.

El documental narra la vida de Strummer desde su nacimiento en Ankara, en 1952. Luego hace un repaso por sus éxitos al frente de The Clash con canciones como London calling, Should I stay or should I go, Rock the casbah o The magnificent seven. También por sus incursiones en el mundo del cine en películas como Mistery train, Straight to hell o I hired a murderer. Pero el documental trata, ante todo, de la cercanía que el cantante tenía con todo el mundo y la terrible presión que para él supuso convertirse en un hombre rico cuando quería mantener su ideario punk absolutamente intacto.

La presencia de Strummer en Granada queda reflejada con imágenes de la Alhambra y la aparición de varios de sus amigos, como Richard Dudanski, batería del primer grupo del cantante, 101’ers, o la escultora Esperanza Romero, en el Sacromonte, narrando sus recuerdos sobre el cantante. Strummer sentía verdadera pasión por Granada y Almería, una pasión que le llevó a comprarse una casa en San José en la que pasaría todos los veranos hasta el final de sus días.

En la película se desvelan los lados más desconocidos del cantante y su enorme sensibilidad hacia las cosas, como la frustración que sintió cuando supo que una de sus canciones, Rock the casbah, fue utilizada por el ejército norteamericano como sintonía de radio en las bases militares desplegadas contra Iraq en 1991.

Temple destaca también, ante todo, las inmensas ganas de vivir que tenía el cantante, de quien se ha dicho que no hubo dictador contra el que no hubiera escrito una canción ni situación injusta de la que no hubiera hablado, tal era su implicación con los problemas sociales que le tocó vivir.

La película se proyectará en el teatro Isabel la Católica mañana a partir de las 21.30 horas y en su estreno estarán presentes muchos de los viejos amigos del cantante, como los integrantes de 091, a quien Strummer, fascinado por el sonido del grupo, produjo su segundo disco, Más de cien lobos. El documental, que ya puede verse en otras ciudades del país, está conmoviendo a los cientos de seguidores de Strummer, el hombre que vivió intensamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios