Sueños de confort en la Gran Vía

Este libro viene a arrojar más luz sobre la presencia del cine extranjero, en este caso el norteamericano, en la cartelera española durante la Guerra Civil. Un libro que concentra el campo de investigación iniciado por su autor en su anterior El descanso del guerrero. El cine en Madrid durante la Guerra Civil Española (Rialp).

Durante la Guerra Civil, el cine se convirtió en Madrid no sólo en un recinto para gozar del calor humano, sino también en un lugar donde evadirse de los acontecimientos y las alarmas antiaéreas. Aunque las películas españolas (el éxito de Morena Clara atraviesa todo el periodo) aparecían de forma habitual en las carteleras, al igual que las de otros países europeos, incluidas las soviéticas (La línea general, de Eisenstein se proyectó con fines propagandísticos), la conclusión de Cabezas es que el auge de las majors (con especial protagonismo de la MGM) propició la abrumadora presencia del cine americano en la cartelera madrileña. Hollywood ofrecía sueños de confort y felicidad, valores muy apreciados en la deteriorada vida civil durante los años de la contienda, siguiendo la doctrina del Código Hays donde se leía que en las películas se debían presentar "correctos estándares de vida" de las clases medias. El cine era un divertimento, pero también una forma de interpretar la realidad que se debía controlar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios