Teatro Crónico le saca los colores a Shakespeare en su nuevo montaje

  • 'La loca historia de Macbeth' deja a un lado el sabor a tragedia para transformar la historia del rey de Escocia más famoso de la literatura universal en una comedia fresca sobre los males de este tiempol Teatro Crónico pondrá en escena 'La loca historia de Macbeth' en el Teatro Alhambra hoy a las 21.00 horas y mañana a las 19.00 horas. Venta de entradas en 902 360 295 / 952 07 62 62 y www.uniticket.es.

Parece que ni Shakespeare va a poder descansar en paz durante toda la eternidad. Sin apenas sonrojarse, la compañía Teatro Crónico se atreve a poner patas arriba al mismísimo rey Macbeth para darle la vuelta por completo y convertir la historia de una tragedia por culpa de la traición y la ambición desmedida en un mirada mordaz a la actualidad en la que no faltan como aditivos la corrupción de los gobernantes y políticos, las mentiras de los medios de comunicación y la falsedad y la falta de escrúpulos de una sociedad desganada, apática e indiferente ante todo cuanto sucede a su alrededor.

En La loca historia de Macbeth, el montaje que se podrá ver hoy y mañana en el Teatro Alhambra, la compañía sevillana consigue algo que en un principio parece impensable: hacer de uno de los dramas más famosos de toda la historia una comedia fresca y desternillante que no deja a títere con cabeza.

La principal irreverencia de Paco Yuste, director del montaje, está en convertir la tragedia en una auténtica locura bufonesca de la mano de personajes tan dispares como una bruja, un soldado, un mayordomo, un masajista, un reportero, un cocinero y, por supuesto, varios personajes de la aristocracia junto a algún que otro asesino en horas ¿bajas?

El propio Paco Yuste ha sido el responsable de la adaptación del texto original del Macbeth de Shakespeare junto a Javier Centeno. Con ellos, Manuel Rodríguez, Carmen Gallardo, Chema Álvarez y Manuel Portillo se encargan de dar forma a los múltiples personajes que deambulan por la historia en busca de una salida final a su situación. La tragedia original se transformará así, y adaptando las formas más insospechadas, con la única intención de servir de eje de una nueva y disparatada historia que retrata fielmente los grandes males latentes de este tiempo.

De entre las muchas formas que existen de acercarse a un texto de Shakespeare, la de Teatro Crónico es, en un principio, una de las más locas. Según cuentan los miembros de la compañía, la respuesta a su disparatada mirada es sencilla: "Nuestro tiempo y nuestro mundo son otros. Estamos en un tiempo que nos ha llenado de desconfianza, de incredulidad, de ironía, incluso de mala leche... y ya no se salva no Shakespeare de esto".

La loca historia de Macbeth no es la primera irrupción de Teatro Crónico en el dispar universo de William Shakespeare. La compañía ya estrenó bajo el nombre de Atalaya Teatro La comedia de Hamlet, una original propuesta en clave de clown en la que los sevillanos hacían del príncipe más famoso del siglo XVII en carne de cañón de la prensa rosa actual, y al que los periodistas sensacionalistas con menos escrúpulos del momento no paraban de lanzarle dardos envenenados mientras él se debatía sin apenas despeinarse en su eterno dilema: "¿Ser o no ser?".

Ahora, y con Macbeth como fiel aliado, Teatro Crónico deja lugar a la comedia en mayúsculas sobre las tablas. "Cuatro cómicos con un suculento sentido del humor, entregados plenamente para hacer llegar al espectador una trama llena de dinamismo, acción y actualidad; cuatro actores metidos hasta la médula en su papel de bufones, con la mirada ingenua tratando de esconder un brillo en los ojos que les delata siempre", destaca el equipo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios