Música hoy

The Fuzztones, una descarga de rock garajero

  • La banda neoyorquina liderada por Rudi Protudi presenta en la sala Industrial Copera 'Horny as hell', su último disco, en el que mezcla el rock potente con el soul de los sesenta

Los Fuzztones, la legendaria banda de 'garage' surgida en Nueva York en 1980 y liderada por el cantante y guitarrista Rudi Protudi, llega esta noche a la sala la Industrial Copera para presentar su último trabajo discográfico, Horny as hell ('Cachondo como un demonio'), en el que se atreve a mezclar el soul de los años sesenta y sus potentes metales con el estilo siempre presente de la banda. El grupo tendrá como teloneros a Los Borriqueros, una banda muy al estilo Fuzztones.

Los Fuzztones siempre han sido una banda de culto, un extraño grupo que hizo que Nueva York se despertara atónito a comienzos de los años ochenta cuando, después de la bacanal de heroína y 'speed' que llegó tras el final del punk, la banda liderada por Rudi Protudi reivindicaba el sonido de los grupos de los años sesenta y el salvajismo de todos los muchachos que sólo podía conformarse con tocar en el garaje de sus casas.

Fueron ellos los que comenzaron a popularizar temas de grupos que ni siquiera por entonces eran conocidos, como el caso de The Sonics, que llegarían a ser famosos por la versión que los Fuzztones habían hecho de su tema Strychnine.

Salvajes, potentes, absolutamente contundentes en el escenario, los Fuzztones incluyen por Granada tras seis años de ausencia dentro de su gira por España, uno de los países que más suelen frecuentar cuando deciden abandonar Estados Unidos. Los Fuzztones tienen en Europa, especialmente en Berlín, una de sus grandes bases de operaciones musicales.

En su gira española, la banda está recorriendo ciudades como Sevilla, Granada, Valladolid, Madrid, Valencia, Castellón, Barakaldo, Bilbao, Ponferrada, León y Barcelona. Los fans españoles del grupo van a poderse dar un atracón con ellos en 2008.

Rudi Protudi tiene un modo peculiar de trabajar. Tras la paulatina marcha de los miembros originales del grupo, decidió tomar a músicos en las diferentes partes del mundo en las que se encontrase para regenerar con ellos los Fuzztones. Pero eso no tiene por qué importar a sus fans, porque Protudi es quien lleva todas las riendas de la banda, quien encarna su espíritu desde hace casi treinta y años y quien representa el centro de todo un movimiento musical, en el que también surgirían formaciones como Chesterfield Kings, que hizo que millones de chavales decidieran colgarse una guitarra al hombro y tocar versiones de sus grupos.

El grupo se caracteriza tanto por sus potentes temas propios como por las contundentes versiones que realiza de temas ajenos que pertenecen a grupos absolutamente desconocidos para el gran grupo y a los que la inteligencia y saber hacer de Rudi Protudi convierten en clásicos de inmediato.

El cantante y guitarrista no oculta su pasión por los años sesenta y por bandas como The Doors, a los que considera los auténticos héroes de la década, o The Pretty Things. De hecho, a lo largo de los años, ha procurado que en cada nuevo disco de Los Fuzztones apareciese como músico invitado algún miembro de aquellas legendarias bandas que él admiraba en su época adolescente. De eso modo ha logrado tocar con tipos como Wally Waller, de The Pretty Things, Arthur Lee, de Love, James Lowe, de The Electric Prunes o Sky Saxon, de The Seeds. De todos ellos absorvió siempre algo y un algo de todos ellos está siempre presente en su banda.

Los Borriqueros, por su parte, presentan su nuevo EP bajo el brazo tras trece años de carrera. Con una formación consolidada, y sin más pretensiones que las evidentes, su punk-rock curtido desde un rockanroll de alto voltaje, manifiesta que aún quedan bandas a la vieja usanza, "de esas de camerino de humo y distorsión", como ellos afirman en su hoja promocional.

Desde el año 1995, han dejado una maqueta, en formato de cassete, de la que se distribuyeron más de 1.000 copias, un Lp de edición propia y dos Ep que reivindican su "háztelo tú mismo", ya que la autogestión está siempre entre el camino de la dificultad y la necesidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios