The Wave Pictures, el directo irresistible

  • El trío británico, uno de los predilectos del público granadino, actúa esta noche de nuevo en Planta Baja

The Wave Pictures se han convertido en una de las atracciones favoritas de los aficionados al buen pop internacional. Sin hacer demasiado ruido, sin el apoyo de ninguna gran compañía sino con pura autogestión, auténtica devoción por el escenario y respeto por lo que debe ser una actuación en directo, el trío londinense ha ido añadiendo adeptos con cada nueva visita. Y con esta van ya cinco en apenas cuatro años. No es extraño, pues en cada una de ellas dan todo lo que tienen sobre las tablas, y eso provoca que los que lo han probado repitan, y los que no acudan atraídos por las sensacionales crónicas de los que sí.

La semana pasada colgaban el cartel de 'entradas agotadas' en su primera fecha madrileña y en unas horas se hubo de improvisar una segunda fecha. Esta noche de sábado, a partir de las nueve, vuelve a tocarle el turno al ya familiar escenario de PlantaBaja, donde han dejado un excelente sabor de boca con cada concierto. Groucho Marx bromeaba diciendo que el secreto del éxito estaba en la honestidad, "te olvidas de ella y está hecho", concluía. En el caso de The Wave Pictures es sin duda parte del secreto, pues sus directos son genuinos ejemplos del deber ser, y no conferencias con instrumentos o meros actos mercantiles como tantos otros presuntos directos que proliferan por ahí. En los suyos es posible influir en el repertorio si se tiene garganta suficiente. Y si se trata de algún tema raro, o incluso de alguna versión, mejor que mejor.

Ahí radica su as en la manga, que David Tattersall y los suyos son tan fans del pop atemporal como el que más de los que se colocan frente al escenario. Por eso la comunión es completa. En activo desde 1998, el ritmo del grupo no responde a las espurias demandas del marketing, sino a la pulsión de unos venerables enamorados de la música. Trece álbumes en trece años, una cifra loca más propia de los años sesenta, además de una diversidad de singles, ep's, rarezas y colaboraciones difícil de rastrear, sin contar el ritmo frenético de directos, hacen de ellos una bendita anomalía en estos tiempos de cálculo de riesgos y rentabilidades. Como una actual reencarnación de The Modern Lovers de Jonathan Richman por su amateurismo militante, o como unos The Feelies británicos, por la cualidad de grupo de culto que se han granjeado, The Wave Pictures vienen con material recién hecho, el de su último trabajo, City Forgiveness, que publicó el sello Mushi Mushi hace poco más de un mes. Ratas de estudio y animales de carretera al mismo tiempo, y con la etiqueta del pop lo-fi como afable sambenito, para ellos la actitud siempre está por delante de las demás consideraciones, y eso los mantiene vacunados contra las modas. Pasan los años y siguen siendo unos gamberros socarrones mientras empiezan a convertirse en clásicos. E imprescindibles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios