Titiritrán celebra en el teatro Alhambra quince años de éxitos

  • La compañía granadina pone en escena este fin de semana su espectáculo 'Nena'

Titiritrán empezó su andadura hace quince años en Granada, en un momento en el que "apenas tenían referencias de teatro de títeres" y las compañías que decidían entonces hacerse un hueco en ese mundo debían ser "autodidactas". "Estos años han sido una verdadera aventura. Cada una de las distintas compañías que comenzamos en esto hacíamos las cosas a nuestra manera, por lo que surgieron formas muy diferentes de entender el teatro de títeres", recordaba ayer Pedro López, el alma de Titiritrán junto a Maruja Gutiérrez.

Convertida hoy en una referencia nacional obligada en el teatro infantil, la compañía ha querido regresar a su "casa" del teatro Alhambra, el lugar donde comenzó todo, para ofrecer durante esta primera quincena de enero un repaso por tres de los espectáculos que más satisfacciones y reconocimientos le han dado. Cuarto de cuentos, el divertido montaje con el que debutaron y con el que actualmente siguen girando; la historia del pirata Barbacana y su reciente Nena -que se pondrá en escena mañana a las 18:00 horas y el domingo a las 12:00 horas- son los protagonistas de este ciclo especial que el teatro Alhambra dedica a Titiritrán.

"Para nosotros el verdadero reconocimiento consiste en que una obra como Cuarto de cuentos, con la que comenzamos, siga emocionando a pequeños y mayores y que nos continúe acompañando en esta aventura", apuntó Gutiérrez, quien ayer se llevó la mayor ovación por parte del jovencísimo público que acudió al teatro Alhambra para una de las sesiones especiales para centros escolares.

Nena, la obra que se podrá volver a ver en directo este fin de semana, se estrenó en mayo de 2007 en el teatro José Tamayo de Granada dentro del IX Festival Internacional de Teatro con Títeres, Objetos y Visual. La obra es una vuelta a la infancia en la que su autora se ha dejado llevar por los recuerdos de su habitación, esa que cada niño convierte en un refugio donde parece imposible que nada malo suceda, y de su cama, en la que todos soñamos con el adulto que seremos y en lo que está por venir. A partir de ahí, la obra se mueve entre el mundo de los sueños y la realidad acompañada en todo momento por una música de acordeón compuesta por Javier López de Guereña e interpretada por Esteban Algora.

La difícil situación que atraviesan las compañías de teatro para mover sus espectáculos debido a la crisis ha sido el motor para la unión de Titiritrán con otras compañías -LaSaL, Histrión, Laví e Bel, MagoMigue...- en una asociación que intenta gestionar el teatro para niños en toda la provincia de Granada, así como la apuesta por ciclos y circuitos especiales que permitan a los artistas girar sus espectáculos: "Se trata de mostrar que las cosas no son tan complicadas como nos quieren hacer creer y que la crisis no debe ser una excusa para no moverse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios