Último adiós a Pablo García Baena, el hombre bueno de la poesía eterna

  • Masiva despedida en su Córdoba natal al premio Príncipe de las Letras y Lorca de Poesía

Imagen del día del sepelio del poeta en Córdoba capital. Imagen del día del sepelio del poeta en Córdoba capital.

Imagen del día del sepelio del poeta en Córdoba capital. / g. h.

Una Iglesia de San Miguel con cientos de personas en su interior y un buen número en su exterior, fue ayer el escenario en el que la ciudad de Córdoba dio el último adiós al poeta Pablo García Baena (1923-2018), cofundador del grupo Cántico, y Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Tras la larga jornada de antes de ayer, en la que miles de personas pasaron por la capilla ardiente ubicada en el Ayuntamiento en apoyo al escritor , ayer se ofició el funeral en una céntrica iglesia de la ciudad, al que también han acudido autoridades de la vida política y cultural cordobesa.

Entre los presentes en el oficio religioso se encontraban la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; la consejera de Justicia de la Junta, Rosa Aguilar, y el subdelegado del Gobierno central, Juan José Primo Jurado, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios