"Urdangarín se nos ha colado en la obra sin haberlo invitado"

  • Los Ulen presentan en el teatro Alhambra 'UVI (Zona cero)', una obra en la que retratan el "estado de decrepitud de la sociedad" a través del sarcasmo

La ficción se anticipa a la realidad pero, cuando esta llega, supera a su vez a la ficción. La compañía Los Ulen representa hasta mañana en el teatro Alhambra UVI (Zona Cero), una obra en la que un marqués corrupto, un peruano sin papeles que ha perdido un brazo en el andamio y una secretaria víctima de la violencia de género comparten habitación en un hospital. El actor granadino Pepe Quero, que se define como un bufón, dirige una obra en la que aprovecha para denunciar a Silvio Berlusconi por "competencia desleal".

-Uno de los protagonistas de la obra es un marqués corrupto. ¿Valoran que en el futuro este personaje sea un miembro de la Casa Real para dar más contemporaneidad al argumento?

-De hecho estamos un poco preocupados porque la realidad se está metiendo cada vez más en la ficción. Nosotros no somos los Nostradamus de esta época, pero es verdad que Urdangarín se ha colado en la obra sin que nosotros lo hubiésemos invitado porque el texto está escrito hace dos años.

-¿Qué noticias daban los telediarios cuando estaba escribiendo la obra?

-En Los Ulen trabajamos sobre escena, escribimos un acto, lo probamos y lo modificamos sobre las tablas. La verdad es que todo viene de un sentido más metafórico y más profundo de lo que siempre he defendido. Creo que en la obra se refleja que las personas llegamos al mundo desnudas y nos vamos igual al otro mundo. Y en un espacio tan trágico como una UVI hemos juntado a un marqués, a un inmigrante ilegal y a una señora acuchillada, pero todos son seres humanos. Sus confrontaciones internas y políticas son algo paralelo, lo que me interesaba era vernos desnudos, de una manera cristalina. Después viene el 'bufoneo' y el sarcasmo, pero esta es la esencia del espectáculo.

-¿Les van a privatizar la UVI en la que se desarrolla el espectáculo?

-La UVI es pública pero terminan privatizándola.

-Pues va a ser verdad que son ustedes parientes de Nostradamus...

-A los enfermos de la obra se les desconecta cuando ven que en su cuenta bancaria no hay dinero. Pero esto de anticiparnos a la realidad es algo que ya nos pasó cuando estrenamos Maná-maná (Una crónica de parias) en el Teatro Alhambra, el teatro de mi barrio, donde estudié en el colegio que antes se llamaba Colegio Nacional División Azul, fíjese qué gracioso, ¿verdad? Pues cuando estrenamos esa obra se iba a inaugurar el Mundial de Esquí y el alcalde de entonces empezó a quitar a los mendigos de la calle para que el turista y los visitantes no vieran tanta penuria. Y ese mismo día que metieron en el refugio a treinta o cuarenta sin techo estrenamos una obra en la que los protagonistas eran unos vagabundos desdentados. Estamos espabilados con la realidad...

-También acusa a Berlusconi de competencia desleal con el gremio de los bufones...

-Es que el bufón es el que está al servicio del rey para reírse de él pero en el fondo le está dando consejos. Lo que pasa es que Berlusconi se está riendo del pueblo, que es soberano, y en lugar de dar consejos se quiere tirar a los todas las mininas de Italia.

-¿Los bufones tienen en España mucha competencia?

-Hay peligros mortales con los Sandokanes, los Florentinos y otros parásitos repugnantes. Me da mucha pena que una persona como Sandokán tenga cinco concejales, es preocupante para el pueblo de Córdoba porque se le vota sabiendo que es un canalla.

-¿El teatro tienen una responsabilidad social o le resulta pretencioso ejercer de 'pepito grillo'?

-No, yo critico la basura que tenemos alrededor pero sólo pretendo que la gente se ría con el sarcasmo. Podemos hablar de política pero no queremos hacer política, lo que queremos es que la gente se monde de risa, no pretendemos que acabe la obra y el espectador salga con siete lagrimones.

-¿Guardan ustedes las facturas del vestuario de la obra?

-Sólo puedo decir que los trajes nos los regaló un tío con bigotes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios