Valderrama: "De mi padre he heredado un trocito de su voz"

  • El cantaor, acompañado del guitarrista Daniel Casares, hará un repaso por toda su carrera artística el próximo viernes en el Centro Medina Elvira de Atarfe

Jesús Arias / Granada Juan Valderrama, hijo de una de las grandes leyendas del cante jondo, actuará el próximo viernes en el Centro Cultural Medina Elvira de Atarfe en un concierto que tiene mucho de especial: en compañía de su amigo, el guitarrista Daniel Casares, hará un repaso a prácticamente toda su carrera artística e interpretará temas poco conocidos por el público. El cantaor acaba de publicar su último disco, Moderna tradición, lleno de influencias árabes.

"Va a ser un concierto bastante especial porque me he encontrado con mi primer guitarrista, Daniel Casares, y vamos a tocar canciones que nos gusta mucho interpretar", explica desde su casa de Sevilla. "Habrá boleros, tango, flamenco... un poco de todo".

El cantaor, que también es periodista y autor de un libro sobre Los Chichos que, tras ser publicado en 2004, va ya por siete ediciones, explica sus continuos cambios de estilo y género con una sencilla frase. "Cambio tanto porque me aburro de hacer siempre lo mismo", dice. "Yo considero que es bueno tener la capacidad de interpretar diferentes géneros. Desde pequeño he sido muy inquieto. Creo que la postura de adaptarse a un sólo género es demasiado cómoda y no lleva nunca a nada. Hay que abrir caminos, ir por el llano, pero también por la sierra, para ver qué nos depara el camino".

El disco Moderna tradición, del que interpretará algunos temas en su concierto en el Centro Medina Elvira, está lleno de esencias árabes. "Es un disco que se hizo en diferentes países árabes, desde Marruecos a Turquía", explica. "Estuve investigando en la música turca o la música egipcia y me interesó mucho. Creo que es un disco con una personalidad muy marcada. Mi idea fue que a mis canciones flamencas les introdujeran cambios diferentes productores árabes y turcos."

El disco contiene también una pequeña joya, un viejo tema inédito que dejó grabado su padre, Juanito Valderrama, titulado Romance a los gitanos, que ahora ha sido rescatado. "Y hay, además, una pieza grabado con el órgano de la catedral de Jaén", añade el cantaor. "A mí me gusta siempre estar realizando experimentos".

Juan Valderrama no sabe de quién ha heredado más, si de su padre o de su madre. "Dicen que de mi madre he heredado el físico", comenta, "pero creo que mi forma de ser viene de los dos. También dicen que de mi padre he heredado un trocito de su voz".

Juan Valderrama considera que el flamenco es uno de los géneros más difíciles que existen en el mundo de la música. "Y yo diría que no difícil, sino casi imposible", apostilla. "Si quieres cantar ópera, no tienes más que ir a un conservatorio y estudiar la técnica. Luego ya dependerá de que tu voz sea mejor o peor. Pero, para estudiar flamenco, ¿adónde puedes ir? El flamenco es algo que se lleva en la sangre, es una tradición oral. Conseguir la expresión flamenca es algo muy complejo."

Luego añade: "Un flamenco puede cantar cualquier otro género. Pero un tenor de prestigio no puede cantar una soleá. El flamenco tiene tantas cosas, la soledad de la guitarra, enfrentarte a un cante, a una tradición, a toda una serie de maestros. Es algo que no se estudia en ningún sitio, sino algo que se siente en la sangre".

Valderrama considera que, pese a toda esa riqueza, el flamenco no está protegido en España. "Parece que aquí no sólo lo ignoramos, sino que queremos ocultarlo, cuando el flamenco es lo más genuino que tenemos, lo que España puede ofrecerle con personalidad al resto del mundo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios