Varios pasos más allá del pelotón

La inercia, y un cierto hastío, a qué negarlo, podría llevarnos a situar a Yeasayer en el cajón de sastre del post-punk neoyorquino, pero aunque las referencias son evidentes -qué sombra tan alargada, inagotable, la de Talking Heads- lo cierto es que el cuarteto de Brooklyn va uno, dos y hasta tres pasos más allá del pelotón de cola añadiendo al collage no sólo los últimamente ineludibles, según parece, elementos tribalistas -africanos o no-, sino también una herencia melómana con sabor hippy que hasta tira de ragas y huele a pachuli. Y vaya si funciona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios