El viajero apasionado

Verano en la Sierra

  • La época estival ofrece la posibilidad de realizar diferentes rutas con el Refugio del Poqueira como punto de llegada y con la posibilidad de disfrutar de la naturaleza con tranquilidad

Para los amantes de no seguir la senda a los demás, ahora que la mayoría se desplaza hasta la Costa, existen a lo largo y ancho de la provincia otras rutas completamente recomendables para huir del calor y de la masificación, descubrir nuevos parajes y experimentar sensaciones diferentes a las habituales en la época estival.

Sierra Nevada sigue siendo un destino apetecible todo el año por la belleza que desprenden el paso de las estaciones en multitud de sus rincones y, ahora, por la menor agresividad del medio. Además, se da la circunstancia de que, desde este mes, hay aún más conexiones a través del transporte público.

La ruta que se propone esta semana está concebida para personas que practiquen el senderismo de manera habitual, con una dificultad media-alta. La distancia que hay que recorrer es de 26,75 kilómetros y se puede realizar a una velocidad media de 3,39 kilómetros por hora. Los lugares por los que pasa tienen una altitud máxima de 2.503,90 metros y mínima de 1.521,41.

El destino final es el Refugio de Poqueira, lugar estratégico ubicado bajo el pico del Mulhacén. Al noroeste se puede divisar una impresionante perspectiva de las cimas del Veleta y Cerro de los Machos. Hacia el sur se abre una amalgama de valles que ofrecen bellos paisajes, con la Sierra de Lújar y el mar Mediterráneo al fondo.

El refugio, abierto todo el año, está a 2.500 metros sobre el nivel del mar, en el Barranco de Poqueira, concretamente por encima de la confluencia del río Mulhacén con el río Seco, en la Hoya de Peñón Negro. Con 87 plazas, es propiedad de la Junta de Andalucía y es la Federación Andaluza de Montañismo la que se encarga de gestionarlo.

Existen multitud de combinaciones para llegar al Refugio del Poqueira. Una de ellas es por la Loma Blanca a través de las Acequias. Ésta es de las más fáciles de seguir. El punto de partida es Capileira, donde se puede dejar el vehículo.

La ruta discurre junto a la acequia en su primer tramo. No existen prácticamente desniveles aquí notables, aunque la pendiente se va acrecentando, puesto que se está realizando una subida, no obstante bastante cómoda. Se puede ir por el cauce de la acequia si va sin agua, o bien por una vereda que existe en el borde de la acequia y que a veces se hace difícil de seguir por la presencia de rocas o de matorrales.

Al superar el Cortijo de las Tomas, situado estratégicamente entre la acequia alta y la baja, hay que tomar una vereda con una fuerte pendiente que comunica directamente con el Refugio del Poqueira. La otra forma más fácil de acceder al mismo es a través de la Hoya del Portillo, por una ruta sin apenas desniveles. También se parte de Capileira, pueblo que hay que dejar atrás y continuar por la Loma de Piedra Blanca, que pasa a convertirse pronto en un camino sin asfaltar y que conecta con la Hoya del Portillo, situada a 2.150 metros sobre el nivel del mar.

A partir de aquí no se puede continuar con el coche. Sin embargo, durante el verano existe un servicio de autobuses para subir hasta los 2.600 metros.

En este lugar está ubicado el Servicio de Interpretación Ambiental de Altas Cumbres del Parque de Sierra Nevada. Desde aquí parten numerosas rutas, por lo que supone una buena opción recabar la mayor información posible de este punto.

Al lado de la oficina de información existe una vereda que lleva directamente hacia un pinar y que desemboca en un cortafuegos. Todo en sentido ascendente, habrá que continuar hasta llegar al cruce con la pista que sube al Cascajar Negro.

En Puerto Molina hay que subir una vereda por la izquierda y subir por la Loma del Mulhacén. Tras encontrarse con una bifurcación, hay que tomar el camino por la derecha y ya, al fondo, se empieza divisar el Barranco del Poqueira.

Otras posibilidades para acceder a este mismo destino son por el río Naute o por el albergue universitario. A este último se puede llegar no sólo en coche, sino también en autobús desde la Estación de Autobuses de Granada (con la compañía Bonal). En verano también existe un servicio de minibús que enlaza el albergue universitario con los Panderones del Veleta, a 3.100 metros de altitud.

Los paisajes que pueden contemplarse durante las diferentes rutas son de una especial belleza y el disfrute de la naturaleza es máximo por la cantidad de flora autóctona que puede contemplarse durante el recorrido. Se trata de una buena manera de conocer otra Sierra Nevada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios