'Verde sonámbulo', el pasaporte al sueño de Lorca

  • El Centro de Estudios Lorquianos inaugura una exposición de fotografías de Francisco José Sánchez en las que imagina visualmente el 'Romancero sonámbulo'

Francisco José Sánchez ha fotografiado el Verde que te quiero verde de Lorca en unas cuarenta imágenes en blanco y negro que desde ayer se pueden ver en el Centro de Estudios Lorquianos de Fuente Vaqueros. La exposición Verde sonámbulo. Imágenes para volverse Lorca no es la ilustración del Romance sonámbulo sino un homenaje a la iconografía sentimental del poema.

A través de sus versos, el artista ha captado "el pasaporte al sueño. A la irrealidad del romance; de ahí lo de para volverse Lorca" que forma parte del título de la muestra. Aparecen la verde carne y el pelo verde, los montes de Cabra... Pero no en el sentido más literal: "El espectador debe comprender que no se trata de una traducción sino que es algo así como un juego lorquiano".

La idea surgió hace un año, cuando la Fundación de Estudios Lorquianos le planteó crear el popular romance a través de la fotografía. "Al principio", explica Sánchez, "intenté ser descriptivo y mostrar lo que Lorca quería decir en cada verso pero me di cuenta de que eso no me llevaba a ningún sitio. Las imágenes no vibraban".

El fotógrafo encontró la respuesta en "fotos regaladas". Fotos casuales que fue encontrando en los numerosos viajes que ha realizado a lo largo del año. En una hacienda del pueblo mexicano de Veracruz encontró, por ejemplo, una cama antigua que le trasladó la sensación de "hogar donde quería morir". Su imagen es ahora la cama del verso Compadre, quiero morir/decentemente en mi cama. /De acero, si puede ser,/con las sábanas de holanda. "Quizás fuera la luz sobre la sábana", dice el fotógrafo, lo que le hizo tenerlo claro.

Sin embargo, explica, no todo ha sido tan fácil y en el proceso de construcción de la exposición ha vivido a la vez "lo apasionante y lo horrible que puede llegar a ser ponerle imágenes a un poema de García Lorca". Noches de desvelo "por visualizar un verso que has leido antes de dormir".

Un barco, el trotar de un caballo o el carmen de la Fundación Rodríguez Acosta que, según le hizo notar el poeta Antonio Carvajal, podía ser el espacio que inspirase a García Lorca para ilustrar su propio poema. "En homenaje a ese dibujo, yo he hecho miles de perspectivas de la Fundación Rodríguez Acosta y las he fusionado".

Aunque no aparezca el verde, sólo lo hace en la imagen que abre la muestra, el fotógrafo ha sabido valerse del blanco y negro para captarlo. "El verde en el Romance sonámbulo de Lorcaes una emoción", un color que vibra -ahora sí- en cada una de las fotografías que acoge el Centro de Estudios Lorquianos de Fuente Vaqueros con motivo de la celebración del 5 a las 5 en el 110 aniversario del nacimiento del poeta, no como una traducción literal, sino sentimental.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios