Viajeros de oro

  • Alumnos del Centro de Adultos de Motril se convierten en guías turísticos para 'compañeros' de otros puntos de la provincia en un original proyecto de intercambio

Un grupo de 50 alumnos del Centro de Adultos de Peligros llega a Motril. El autobús aparca en los alrededores del Parque de los Pueblos de América. El objetivo de esta expedición es conocer y contar después las maravillas del municipio costero. Hasta ahí todo parece normal en una excursión de estas características. La novedad radica en que a los pies de las escaleras del autocar les esperan unos guías un tanto especiales: son alumnos, como ellos, del CEP de Motril. Se llevan preparando desde el mes de octubre para cumplir de la mejor manera posible su nuevo 'trabajo' como guías turísticos. Para ello, tuvieron que superar un curso, realizar trabajos y visitas a los lugares adonde vuelven una y otra vez para enseñar con ilusión su 'pueblo'. Se han convertido en los mejores "embajadores" -según les han reconocido las propias autoridades- de Motril y sus anejos.

La visita comienza en el Museo Preindustrial de la Caña de Azúcar, donde los guías tuvieron que aprender de nuevo una historia que habían visto con sus propios ojos más lo que les habían legado sus antepasados. Allí un guía -esta vez 'profesional'- les explica cómo los árabes trajeron este cultivo a la zona, que después se extendería a otras partes del mundo, sobre todo, al continente americano. Los visitantes se quedan con algunos detalles, como la leyenda de que el mismísimo Cervantes fue 'burlado' por los motrileños y que, como consecuencia del impago por parte de estos, hubo de dar con sus huesos en la cárcel. El recorrido por una plantación simulada de caña de azúcar hace suspirar a los que conocieron marjales y marjales de este cultivo en la vega de Motril, ya casi extinguida, como casi todas las de las grandes ciudades.

La siguiente parada es la Oficina de Turismo motrileña donde se les hace entrega de un DVD de promoción de la ciudad y recogen varios folletos con distintas informaciones. A continuación, los miembros del grupo inician de la mano de los monitores del CEP de Motril y de cuatro profesores que les acompañan desde Peligros la subida al Santuario de la Virgen de la Cabeza de Motril a través del acceso por el Parque de los Pueblos de América. En su interior, pueden admirar el Camarín reconstruido por el recientemente desaparecido Manuel González Ligero durante 5 años, que fue prácticamente destruido durante la Guerra Civil. El retablo barroco también es obra de este artista granadino y 'motrileño de adopción'. Uno de los guías, José Rubia, explica que "se trata de una edificación realizada sobre un promontorio natural, que forma un conjunto con los jardines del llamado Cerro de la Virgen y los parques contiguos. Es uno de los elementos visuales de mayor belleza de la ciudad. Consta de una sola nave de pequeñas proporciones cuya capilla mayor está cubierta por una cúpula semiesférica". La belleza de la iglesia, que ha sido abierta para la ocasión por voluntarios del Patronato de Turismo, hace que más de uno de los visitantes se quede con la boca abierta, aún más cuando les explican que fue edificada sobre un promontorio natural en el que anteriormente la madre de Boabdil fijó su residencia de verano.

El Teatro Calderón supone una buena oportunidad para sentarse en un ambiente acogedor, para los que empiezan a mostrar síntomas de cansancio. Este emblemático edificio abrió sus puertas a finales de 1881, si bien entonces cosechó escasos éxitos de público y crítica, debido, en parte, a la inexperiencia de los promotores y, en otra, a la propia competencia del Teatro Principal, su principal enemigo, que cerró definitivamente a principios del siglo XX. A partir de 1882 mejoran cuantitativamente las representaciones en el Calderón, mediante una mejor selección de las compañías teatrales. Su reconstrucción se realizó en los años 80 con vocación de respetar al máximo la estructura original.

La recepción en el ayuntamiento es el momento de más nervios, cuando son recibidos por la concejal del área de la Mujer y Participación Ciudadana, que les hace entrega de un recuerdo.

Una de las partes que más gusta a estos alumnos, que hasta ahora llegan a casi 500 procedentes de varios municipios (Chauchina, Fuente Vaqueros, Baza, Pinos Puente, Albolote …), es la parte en la que callejean por Motril, visitan el Mercado Municipal y disponen de un poco de tiempo para tomar algún tentempié.

Para algunos de ellos es muy emocionante poder disfrutar del mar, cuando provienen de localidades de interior habitualmente. El primer contacto es en las playas de Carchuna y Calahonda, lugar éste de aguas profundas que durante años sirvió de puerto. Ya en 1883 empezó a hablarse de construir un puerto en Motril, pero no fue hasta 1904 cuando el ingeniero Julio Romero pudo comenzar las obras, no sin antes acontecer numerosas vicisitudes. Éste será también objeto de visita.

Después del almuerzo, la siguiente escala, dentro del recorrido 'marítimo', la constituye el Centro de Interpretación del Mar, dependiente de la Diputación de Granada, donde se impartió al grupo diversas explicaciones sobre las artes de pesca, el litoral más cercano y las especies marinas del mismo.

El Club Náutico también es una de las paradas obligatorias en este maratoniano día para los mayores, donde observan los barcos amarrados en esas aguas en calma. Tras el momento de relax, se disponen de nuevo a volver a sus respectivos hogares, donde prometen contar con entusiasmo todo lo que han visto y disfrutado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios