Víctor Sánchez destapa las canciones de un momento

  • El guitarrista se pone ahora también detrás del micrófono para presentar por primera vez sus temas en directo l Víctor Sánchez actúa esta noche junto a Soulsuckers en la fiesta de Curva Polar en la sala Boogaclub a partir de las 22.00 horas.

Víctor Sánchez tiene la costumbre adquirida desde hace años de ponerse a la derecha del escenario, el lugar sin ley reservado tradicionalmente para los buenos guitarristas. Esta noche le espera el micrófono y la obligación de ser él, por primera vez, quien acapare todas las miradas con sus propias canciones, que saldrán a la luz en un concierto en la sala Boogaclub con el que los estudios Curva Polar celebran su aniversario.

Nunca pensó que entre sus prioridades estuviese aquello de descubrir al mundo sus temas más personales, pero reconoce que ahora había llegado "el momento" de sacar su música fuera. "Antes no había sentido la necesidad, pero ahora siento que es algo que tengo que hacer, aunque sea a mi manera. Tengo grabadas once canciones pero no me apetece todo el lío que supone grabar un disco. Prefiero hacer algo espontáneo", confiesa.

Ese "algo espontáneo" se ha ido gestando, paradójicamente, muy poco a poco. Durante los últimos diez años, Sánchez ha ido haciendo cada vez más caso a las palabras que le salían con sus melodías y, desde hace dos, sus canciones fueron creciendo hasta pedirle un mayor protagonismo. Atrás quedaron los tiempos de Del Ayo, el grupo de Loja que cantaba en inglés endiabladamente bien y del que Sánchez era parte integrante de su alma. Ahora prefiere el castellano y las palabras más sinceras para hablar de todos los "pensamientos, miedos, ansias y sensaciones" que pasan a la velocidad del rayo por su cabeza.

Para esta aventura, Víctor Sánchez se ha rodeado de amigos que son nombres imprescindibles de la música en esta ciudad. Antonio Lomas a la batería, Sergio Martín a la guitarra y los coros, Miguel López al bajo y Raúl Bernal a los teclados formarán esta noche equipo con Sánchez, que también ha contado en la grabación de sus temas con las colaboraciones de Popi González, Paco Solana y Mª Ángeles Bermúdez.

Con ellos, Sánchez se ha permitido pequeñas perversiones musicales que le venían apeteciendo desde hace mucho tiempo y que poco o nada tienen que ver entre sí. En 200 ó más, por ejemplo, ha llevado al terreno del pop una colombiana; mientras que para Alguna vez, una de sus favoritas, reconoce que se ha podido meter "más de la cuenta" en el papel de George Harrison que tan bien asimilado tiene.

Deja volar su imaginación y fantasea a la hora de pensar nombres a los que le gustaría acompañar a la guitarra: Neil Young, Jeff Lyne, Tom Petty & The Heartbreakers... ¿En terreno nacional? No lo duda. "No cambiaría a Jose por nadie", afirma rotundamente, y es que se ha convertido en el tándem perfecto del maestro José Ignacio Lapido, con el que lleva ya largos años de carreteras siendo su más fiel escudero.

Sin confirmar si habrá lugar para un nuevo concierto en el futuro, Víctor Sánchez promete para esta noche un viaje completo por su recién estrenado repertorio con algún guiño a The Traveling Wilburys planeando en el horizonte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios