'Vouyeres' del miedo ajeno

  • Yousry Nasrallah presenta 'The aquarium', un tratado sobre la soledad que transcurre en escenarios nocturnos y que tiene como telón de fondo la crisis de la gripe aviar y la política

La noche, el territorio de los miedos. Es el plató en el que transcurre The aquarium, la cinta que el director egipcio Yousry Nasrallah trajo ayer a Cines del Sur. Sus protagonistas, una locutora de un programa nocturno de radio y un médico abortista, comprenden al conocerse la soledad tan absoluta en la que viven.

Pero el 'acuario' creado por Nasrallah va más allá de una simple historia de encuentros y desencuentros -y eso pese al cartel anunciador, tópico entre los tópicos-. "Son personajes que se mueven entre las luces y las sombras y la película intenta revelar detalles de su vida privada", explicó el director durante la presentación tras someterse con una sonrisa a los 'posturitas' que le indicaban los fotógrafos presentes.

"El miedo es el discurso de la sociedad y en un momento determinado se convierte en un medio para ganar dinero", dijo en referencia al decorado social de la película: el posible ascenso del hijo de Hosni Mubarak al poder, la corrupción y la crisis de la gripe aviar. Y los protagonistas, "a los que les gusta saber la vida de los demás, no dan detalles sobre su vida propia". Por eso, al final, los actores secundarios miran directamente a la cámara "para contar su verdad". "Estos monólogos son una manera de alargar la historia, que dura tres días, con lo que se consigue alargar temporalmente la historia", desveló el cineasta egipcio.

Y todo ello con el tema del aborto como telón de fondo. La crítica de Estados Unidos resaltó que el médico abortista era un hombre progresista. No entendieron el mensaje de Nasrallah. "Él sólo quiere sacar el dinero a las chicas jóvenes porque lo cierto es que en Egipto no hay ningún movimiento social para legalizar esta práctica". De hecho, está autorizado si hay motivos médicos que justifiquen la interrupción del embarazo o si la pareja "está casada". En la película, el tema del aborto entronca "con la idea de fingir que nada ha ocurrido".

La historia de amor de los dos 'niños bien' tiene también como trasfondo la crisis que vivió el país con la llegada de la gripe aviar. Y claro, no quedó pollo con cabeza. "Es como la eliminación del individuo por el miedo", explicó el director. "Cualquier cosa es una excusa para instalar el miedo en la población, desde la amenaza de las aves a la policía, el gobierno, Israel, Estados Unidos...", enumeró.

Y para acercar aún más la realidad de Egipto a la española, Nasrallah habló de un movimiento político en su país que surgió con el nombre de Basta Ya. "El problema es que se infiltraron muchos integristas musulmanes y la iniciativa quedó desdibujada y con un caráter muy ambiguo". Palabra de Yousry Nasrallah.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios