Vuelven los libros que fueron la felicidad de antaño

La felicidad existe. A menudo le bastan unos libros para recuperar experiencias y sabores que creía perdidos, regresar a los territorios de la protección y la aventura en los que todo valía, todo era posible y todo parecía dispuesto para el placer de cada uno. La lectura ha sido el escape para muchas generaciones que han tenido dificultades para encontrar otras maneras saludables de esparcimiento, con la ventaja de que ésta, además, permitía cierto aprendizaje.

Quienes echaron los dientes como lectores antes de la Transición conocieron, sin duda, las colecciones de la editorial Bruguera Historias selección (aparecida a mediados de los años 50 y extinguida en 1984) y Joyas literarias juveniles (que arrancó en los años 70), emblemáticas ediciones ilustradas de clásicos imprescindibles. Ahora, Bruguera y Zeta Bolsilla recuperan estos tesoros bibliográficos con un lema de decisiva inteligencia comercial: "Volverás a ser un niño". ¿Quién se negaría ante estos dulces?

Historias selección presenta, al precio de diez euros cada volumen (en tapa dura), un catálogo de los que hacen salivar a los nostálgicos más acérrimos: ya se pueden conseguir en kioscos y librerías Moby Dick de Herman Melville, Un viaje a la luna de Julio Verne, La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson, Ben-Hur de Lewis Wallace, Sandokán de Emilio Salgari y Las mil y una noches. Por su parte, la colección Joyas literarias juveniles presenta dos volúmenes, ya disponibles al precio de 17,95 euros cada uno: Grandes obras ilustradas de Julio Verne y Grandes obras ilustradas de Emilio Salgari.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios