Welsh presenta la precuela de la exitosa 'Trainspotting'

El escritor escocés Irvine Welsh ha tramado una precuela de su célebre novela Trainspotting, llevada con éxito al cine hace casi 20 años, en Skagboys (Anagrama), donde recupera las vidas de los personajes que le llevaron a la fama mundial, pero con la introducción de mayores dosis de "crítica política y social".

En esta ocasión, los protagonistas -Mark Renton, Spud Murphy, Sick Boy y Begbie- son más jóvenes, pero el autor es más veterano, y cumple con su deseo de "escribir un libro sobre los 80, década clave y esencial de la transformación del país y esa economía que lo ha arrasado todo", explicó ayer en la presentación de la obra en Barcelona.

El libro cuenta cómo se producen los primeros flirtreos y adicción a la heroína de este grupo de jóvenes, que vive en una década en que "se creó la economía del paro".

El personaje de Spud Murphy pierde el trabajo y cae en las drogas, pero Renton, que se siente orgulloso de ser el primer miembro de su familia que accede a la universidad y mantiene una relación estable con su novia, se introduce en el mundo de los opiáceos cuando fallece su hermano deficiente. Murphy se hubiera introducido en las drogas de todas formas. Pero Renton y Sick Boy, que tenían recursos para no caer, lo hacen por una especie de "locura" provocada por el hecho de haberse encontrado. "Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido una amistad que nos ha arrastrado hacia un lugar que puede ser destructivo y que sabes que, o acabas con esa relación o no puedes salir adelante", subraya.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios