Wert sugiere subir las ayudas a productoras

  • Los representantes del sector piden que ese aumento sea del 40%

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, reconoció ayer ante los asistentes al III Encuentro Anual de Productores Audiovisuales Españoles que su departamento planea "crear un marco fiscal beneficioso que haga crecer el interés y la rentabilidad del empresario audiovisual".

Wert, que se dirigió a la numerosa audiencia que abarrotaba la sede de la Academia del Cine, en Madrid, con la complicidad de ser "uno de los vuestros", según dijo, insistió en que esta nueva regulación fiscal, que se hará a través de la Ley de Mecenazgo, creará un incentivo fiscal que irá "mucho más allá" del 18 por ciento actual, sin precisar cifras.

El anfitrión de la reunión y presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE), Pedro Pérez, apuntó minutos antes de la intervención del ministro que el sector está "tremendamente regulado, no tremendamente financiado".

"No somos pedigüeños, no estamos invocando a papá Estado a que nos dé dinero para trabajar, invocamos que las reglas de juego queden nítidas", dijo Pérez, "para que podamos planear nuestra actividad en beneficio de quienes, al final, es en quien tenemos que pensar: los espectadores".

Después de escuchar al ministro, Pérez puso sobre la mesa el porcentaje fiscal con el que los productores se sentirían cómodos: "creemos que si hay una ayuda fiscal del 40%, acudirá mucho dinero que no está en este momento en el mundo audiovisual, sería una manera de que ese dinero viniera a invertir al audiovisual", señaló en declaraciones a los medios.

En su discurso "improvisado", ya que declinó leer los papeles con que subió al atril de la Academia, el ministro también se refirió a la Ley Sinde, cuya entrada en vigor "da una nueva dimensión regulatoria", dijo, al generar un marco de garantías y aumentar las "certezas".

Pero añadió que, aún siendo "un ingrediente importante", el problema de la viabilidad de la industria cinematográfica y audiovisual "no se circunscribe sólo a la propiedad intelectual".

En ese sentido, agregó que, además de la normativa antidescargas, hacen falta, al menos, otro par de cosas, una de ellas, articular una relación entre los productores cinematográficos y las televisiones basada en el beneficio mutuo y equilibrado.

Precisó que hasta el momento ese objetivo no ha podido ser alcanzado, ya que los productores y las televisiones se miraban "con recelo", y apostó por una nueva regulación para que ambos sectores se sientan "cómodos". "Entiendo que las industrias audiovisuales están en un momento muy delicado y que una de las claves (para su supervivencia) es cambiar las reglas del juego, y no sólo con el Estado, sino las reglas de juego intermediáticas, desde la perspectiva 'win-win', es decir, que tiene que ganar todo el mundo", señaló Wert.

Tras recordar que la industria del cine supone el 1% del PIB, que mueve 8.000 millones de euros y da empleo a unas 100.000 personas, el ministro argumentó que se puede ver al Estado como al gran "superproductor", o bien como intermediario entre las partes.

"De lo que hablamos es de la articulación de las relaciones entre aquella parte del audiovisual que hoy funciona con lógica de servicio público, es decir, las televisiones, públicas y privadas, y el resto de industrias, principalmente la producción cinematográfica", explicó.

Para el ministro, el esfuerzo ministerial debe ser conseguir "un amplio diálogo y que ambas partes se sientan cómodas".

El encuentro continuó a lo largo de la mañana con ponencias sobre los retos del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), que defendió su responsable, Susana de la Sierra; la relación con las televisiones privadas, la comercialización del cine español, los contenidos digitales, la internacionalización del sector y diferentes asuntos comunes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios