Yolanda Romero deja la dirección del Centro Guerrero tras 15 años

  • La gestora cultural trabajará para la pinacoteca del Banco de España y se abre un proceso pactado con la familia para encontrar al sustituto

Yolanda Romero cambia el Centro Guerrero por la pinacoteca del Banco de España en Madrid después de 15 años en la dirección del museo, con el único intervalo de un año en el que regresó a su plaza en el Palacio de los Condes de Gabia en plena crisis del centro. Persona de máxima confianza de la familia del pintor, regresó a su despacho de la calle Oficios con la llegada del PP a la Diputación, un episodio que tuvo un final feliz recientemente con la firma del nuevo Comodato que permitirá que la colección permanezca otros diez años en Granada. "No quería convertirme en la abuela cebolleta del Centro Guerrero", señaló ayer en la rueda de prensa de despedida.

En total han sido 25 años ligada a la institución provincial, una relación que ahora interrumpe para poner rumbo a Madrid, donde se hará cargo de la jefatura de la División de Conservación del Banco de España, una institución que tiene un gran colección de arte desde Goya hasta nuestros días. "Por cierto, tienen el cuadro de La Brecha II que nos falta", apuntó Romero, todavía en su papel de directora. Su nueva labor será la conservación de esta colección y la adquisición de nuevas obras, además de la difusión y la conservación del patrimonio arquitectónico de la institución.

En cuanto a su posible sustituto, el diputado de Cultura, José Torrente, subrayó que es un proceso que está recogido en el Comodato firmado por la familia del pintor y que se abrirá un proceso que se ajuste al Código de Buenas Prácticas, aunque el delegado también quiso destacar que existe personal dentro de la Diputación "perfectamente cualificado" para asumir la dirección del Centro Guerrero, con lo que los sucesores naturales serían Francisco Baena o Raquel López, actuales coordinadores de exposiciones del museo de la calle Oficios. "Será un procedimiento abierto pero también se buscará utilizar los recursos humanos de la Diputación. Buscamos lo mejor, pero cuando uno tiene lo mejor en casa...", continuó Torrente.

Yolanda Romero, por su parte, quiso agradecer el trabajo del equipo de colaboradores de la Diputación y recordó su primera visita al edificio, antes de su restauración, cuando solo quedaban las ruinas de lo que fue el edificio del diario Patria. "Ahora nos encontramos con una realidad muy importante, un foco de cultura de primera línea a nivel nacional", afirmó la ex directora antes de hacer un breve balance de sus 15 años de gestión en el que afirmó haber cumplido con los objetivos que se plantearon en el año 2000. "Hemos trabajado duro en la conservación y en la investigación de la obra de Guerrero y en la difusión de su legado, hemos publicado un catalogo razonado de primer nivel y a través de las exposiciones hemos descubierto a un José Guerrero nuevo, diferente, mucho más complejo de lo que se conocía hasta ahora", enumeró para recordar momentos álgidos de estos años como las exposiciones de artistas como Richard Avedon o Marta Robles, "que situaron a Granada como punto de referencia en cuanto a la programación de exposiciones", además de estimular el tejido artístico local o tejer una red de colaboradores a nivel internacional.

Romero también trató la crisis del Centro Guerrero, que para ella puso de manifiesto que es un centro querido. "Hubo un apoyo ciudadano importante, además del que vino del mundo del arte en general, fue un momento duro, pero también de satisfacción personal porque nunca sabes si tu trabajo llega al público, pero esta movilización y esta crisis acabó por reforzarnos", explicó la ex directora para recordar a continuación a los presidentes de la Diputación que pusieron en marcha el centro, Antonio India y José Rodríguez Tabasco (PSOE), y a Sebastián Pérez y su equipo de gobierno, " que lo consolidó".

Tanto Yolanda Romero como José Torrente quisieron destacar que la familia de José Guerrero ha apoyado esta decisión. "Mi intención no era estar siempre aquí, creo que son buenas las renovaciones, ahora es buen momento porque el centro está consolidado, hace años hubiese sido una mala decisión y ellos han entendido que era el momento porque confían en la institución, algo muy importante", señaló la ex directora, que confesó que, en estos años, se ha programado alguna exposición que no hubiese sido del agrado del propio José Guerrero, pese a lo cual la familia nunca puso ningún pero a los proyectos.

Por su parte, José Torrente quiso destacar que la gestora cultural ha sido capaz de encauzar este proyecto con el apoyo de la Diputación. "El prestigio del Centro Guerrero está fuera de toda duda y tenemos que darte las gracias por lo que has programado, gran parte del acuerdo ha sido gracias a la generosidad de la familia, pero también gracias a la intermediación de Yolanda Romero, que se va después de firmar el Comodato, celebrar el centenario y dejar la programación de 2015 terminada".

Y si en 2010 salió del Centro Guerrero por la puerta de atrás, ayer lo hizo por la puerta principal, con los elogios y el reconocimiento a su trayectoria por parte de los representantes de la Diputación y de sus compañeros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios