Zapatero recibe a los ganadores de los Goya

  • El presidente afirma que "el cine español resucita pesa a los agoreros"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó ayer "la extraordinaria salud creativa del cine español, que siempre resucita pese a los agoreros". Tras felicitar a los ganadores de los Goya y dar la enhorabuena al sector por las buenas cifras de taquilla en 2009 y los datos "alentadores" del mes de enero de 2010, no quiso olvidar que el cine también tiene "problemas", como la "amenaza a los derechos de autor".

El jefe del Ejecutivo recibió este lunes en La Moncloa a casi un centenar de personalidades del mundo del cine. Al acto estaban convocados la Junta Directiva de la Academia, con Álex de la Iglesia a la cabeza; los ganadores de los Goya, como Daniel Monzón o Alejandro Amenábar (se notó la ausencia de los actores Luis Tosar o Lola Dueñas); además de los que competirán en los Oscar este año, como es el caso de los productores de El secreto de sus ojos o el director del corto La dama y la muerte.

Zapatero, acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, y de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quiso felicitar personalmente a los representantes del cine español, después de que el domingo se celebrara la XXIV Gala de entrega de los Goya, en la que Celda 211, de Monzón, fue la ganadora con ocho premios, seguida de Ágora, de Amenábar, con siete.

El Presidente saludó y felicitó, uno a uno, a los cerca de cien representantes del sector que acudieron a La Moncloa, entre los que también se encontraban el compositor Alberto Iglesias, el actor Raúl Arévalo, la directora novel Mar Coll, los productores Gerardo Herrero o Julio Fernández, el actor de Yo, también Pablo Pineda o el director del ICAA, Ignasi Guardans, entre otros.

Zapatero, quien en su discurso hizo un recorrido a través de los últimos 60 años del cine español, destacando fechas especiales para la cinematografía nacional, como el primer Oscar para José Luis Garci por Volver a empezar o los últimos a Javier Bardem y Penélope Cruz (que este año está otra vez nominada), recordó cómo hace 24 años se fundó la Academia de Cine y se instauraron estos galardones.

Tras hacer un repaso de los premiados en la pasada Gala del cine español, y recordar con cariño al Goya de Honor Antonio Mercero y al protagonista de La cabina, José Luis López Vázquez, fallecido hace unos meses, subrayó que el objetivo del acto de hoy era "no olvidar la grandeza del cine español".

De la junta directiva de la Academia, capitaneada por su presidente y los vicepresidentes Icíar Bollaín y Emilio Pina, dijo que representan "el símbolo de la excelencia" del cine nacional. Y precisó que con el acto de hoy, que concluyó con una foto de familia, se sumaba "a la gran fiesta del cine español, que goza de una salud excelente". Tras recordar que la taquilla de 2009 ha sido "histórica" y que los datos de enero son "alentadores", el presidente alabó que dos películas producidas en España, El secreto de sus ojos, y La teta asustada, compitan este año en los Oscar, al igual que el cortometraje producido por Antonio Banderas, La dama y la muerte. Pero no quiso restar importancia a los "problemas" que tiene el cine y ante los que "hay que estar alerta", sobre todo ante el avance tecnológico. De la necesidad de adaptarse a la "innovación" y a la "modernización" dijo que es consciente el sector del cine, así como de la "amenaza a los derechos de autor".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios