La Zaranda contra la asfixia del espíritu

  • La compañía llega este fin de semana al Teatro Alhambra con 'El grito en el cielo'

En un geriátrico aséptico, gélido pero adormecedor, unas pocas almas, desahuciadas allí, condenadas a no tener más esperanza que la sedación paliativa, se resisten sin embargo a renunciar a la libertad, a los sueños, a todo cuanto una vez los distinguió como seres humanos. Con este duro punto de partida, una denuncia de la asfixia del espíritu en estos tiempos de productividad como fin en sí mismo y altar espurio, que entronca con el tono y las preocupaciones de su anterior trabajo, El régimen del pienso, visto también en el Teatro Alhambra, La Zaranda regresa este fin de semana al espacio del Realejo para presentar El grito en el cielo , una obra escrita por Eusebio Calonge, dirigida por Paco Sánchez, Paco de la Zaranda , y dedicada, "con gratitud y humildad, que es lo mejor que el tiempo nos puede enseñar", a su viejo compañero de viaje Juan Sánchez, Juan de la Zaranda , fallecido en marzo de 2013 a los 59 años y fundador hace casi 40 en Jerez de una de las compañías más singulares e insobornables del teatro español reciente.

Un grupo de auténtico culto, de espíritu nómada, siempre a la intemperie, hambriento de trascendencia y que ha llevado su inimitable sello, entre el esperpento, el humor sombrío y el barroco más andaluz, a los mejores escenarios internacionales, lo que contrasta con la condición de outsiders que por aquí, en su tierra, no han dejado de tener nunca. "Pero cuando en una sala se da el teatro, eso está por encima de cualquier otra consideración, y en esta sala nosotros lo hemos sentido así", dice Paco de la Zaranda sobre una obra que empezó a cristalizar tras una experiencia en la Bienal de Venecia, que produce El grito en el cielo junto a la propia compañía y el Festival Temporada Alta de Gerona donde se estrenó el pasado noviembre. "Nos invitaron a ir y participar en una serie de ensayos abiertos, cosa que nunca habíamos hecho porque somos de trabajar muy encerrados. Nos daba pudor, pero nos pareció una locura tan grande que aceptamos", explicó el director de la obra, que considera como parte misma de la identidad del grupo la precariedad con la que siempre ha tenido que maniobrar, y que está impresa en su propio nombre, La Zaranda , Teatro Inestable de Andalucía la Baja: "No me acuerdo ya del premio", dijo en referencia al Nacional de Teatro que recibió la formación en 2010. "Los premios son importantes para la gente que te sigue y te quiere. Para seguir trabajando a pesar de tantas, tantas, tantas dificultades, que nos han hecho llegar a un punto de desesperación del que quizá venga la fuerza poética con la que trabajamos. Nuestro teatro va al límite, pero es que nuestras vidas han ido también siempre al límite".

Los seguidores de La Zaranda, ese pequeña pero invencible sociedad secreta, podrán apreciar en El grito en el cielo muchas conexiones con su anterior obra, con la que forma una suerte de ácido díptico sobre el mundo banal, nihilista e inmoral, y que marcaba a su vez nuevos matices en la trayectoria del grupo.

Lo explica Eusebio Calonge: "Con el tiempo vas desnudándote, abandonando cáscaras, cosas que no te pertenecían, influencias de otros autores, de tus maestros. Y al final va quedando en tu teatro sólo que es tuyo de verdad. En nuestras últimas producciones esto es obvio; por ejemplo, en los elementos escénicos, que ya no tienen esa carga del objeto impregnado de la memoria: son más objetos vulgares. O en los personajes. Nos hemos ido acercando a una estética, entre comillas, más contemporánea. No es que ahora hagamos teatro social y político, como algunos dicen; supongo que nos hemos acercado más a la realidad, eso sí, y ahora describimos más el mundo que nos rodea que nuestra propia intimidad".

El propio Paco Sánchez, Celia Bermejo, Iosune Onraita, Gaspar Campuzano y Enrique Bustos interpretarán la obra sobre las tablas, con música del Tannhaüser de Wagner, ambos de Pérez Prados, piezas para piano de Liszt y el Adore te devote, uno de los himnos compuestos por Santo Tomás de Aquino. 3 'El grito en el cielo '.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios