¿Cómo acaba Romeo y Julieta?

El Romeo y Julieta para el Siglo XXI ya estaba inventado por el australiano Baz Luhrmann. Aquel Romeo+Julieta con DiCaprio al frente, fiel a la versificación del texto shakespeariano, rompía moldes llevando su tragedia de amor adolescente a las guerras entre bandas en la costa californiana, el videoclip y el barroquismo visual, y funcionaba gracias a su propio exceso. No dejaba indiferente a nadie y hoy sigue teniendo enconados defensores y detractores que la detestan. Me cuento entre los primeros. Por eso esta anecdótica revisión rapera ambientada en una favela de Río no me aporta nada nuevo.

Su otra referencia, West Side Story me gusta por los modelazos que se gastan los portorriqueños, los indisimulados guiños gay y la incomparable Rita Moreno pero no soporto al cursi de Tony cantándole a María. Aborrezco todos esos concursos de danzarines tipo Fama, OT y Un Paso Adelante para cuyo público está pensada Maré... Y por si fuera poco tampoco soporto el nuevo musical español estilo El otro lado de la cama con sus insulsas coreografías en las que unos tipos se apoyan en un coche y levantan la pierna. Maré... está en esa onda sólo que sus protagonistas cantan mejor, bailan mejor, son más guapos y usan un vestuario -onda chic suburbial- deslumbrante.

Maré... carece de la transgresión que sí tenía el Romeo+Julieta de Luhrmann y está más cerca de Fama, la serie de los ochenta con Marisa Orth en un papel clavadito al de la profesora Grant. Es cine comercial, casi una superproducción -nadie dijo que éste tuviera que ser una festival de cinema povera- llena de tiros, bailes y vaciles que gustará a adolescentes fans del rap light de Porta y a ese público que llena los sosos espectáculos de la Gran Vía madrileña. Aunque incluye buenas canciones, opta por un hip hop con barniz carioca algo convencional. Tiene ese mensaje buenrollista de los bolos de Carlinhos Brown. Subraya su supuesta dimensión trágica recurriendo a un trío de MC's a modo de coro griego, pero el conjunto va poco más allá de un episodio largo de Fama con didáctica progre.

En una entrevista la directora Lúcia Murat pedía al periodista que no revelara el final ¡Pero si es un Romeo y Julieta! ¿Cómo quiere que termine?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios