El acordeón se viste de gala para la clausura del Festival

  • Dos acordeonistas de origen vasco celebran su décimo aniversario como dúo en el mismo evento que los vio nacer

El acordeón siempre ha estado unido a las celebraciones más populares de la tradición española. Sobretodo en la larga época de la transición en la que acompañó en las verbenas de barrio y en las típicas serenatas de los enamorados a sus novias o a las que querían que lo fueran. Sin embargo, esta noche el acordeón se viste de gala, se reviste de la elegancia de la música clásica en las notas de compositores de la talla de Falla o Stravinsky. Las manos que materializan estas partituras son las del dueto de acordeonistas de origen vasco: Iñaki Alberdi e Íñigo Aizpiolea. Tendrá lugar a partir de las 21.00 horas en la Real Chancillería.

Aunque sus carreras en solitario se remontan a su niñez, celebran ahora el décimo aniversario de su unión como dúo, y lo celebran en la última velada del Festival que los unió, en la misma ciudad de Granada donde tocaron juntos por primera vez. La fusión se hizo por casualidad: Juventudes Musicales de España les pide a ambos que actúen juntos, tras ganar los dos el Certamen Permanente de Jóvenes Intérpretes en Valladolid, en 1996.

Desde ese momento han participado en eventos tan importantes como el Festival Belef de Belgrado, el Tianjin Internacional Accordion Festival (China), el Festival Internacional de Música de Kokkola (Finlandia), en la Royal Academy of Music de Londres o en el Festival ContemporaneaMente de Lodi (Italia), entre otros. "Es muy reconfortante ver que seguimos juntos, que hemos crecido", señala Alberdi.

El auditorio que esta noche disfrute de su actuación descubrirá una faceta nueva de este instrumento tan tradicional, sobretodo en el País Vasco y Navarra. "El acordeón tiene unas evidentes posibilidades de mestizaje y el público sólo necesita tiempo para acostumbrarse a las variedades", precisa Alberdi, que también augura que "en ningún caso resultará reacia la reacción del público " .

El repertorio con el que deleitarán al público esta noche de despedida del festival está integrado por piezas de compositores españoles, como suelen ser habitual en sus actuaciones las Fantasías del Trencadías de Joan Guijoan, la Serenata andaluza de Manuel de Falla o Mimètic de Albert Sardá. Petrouchka de Igor Stravinsky con la adaptación de la Suite de Ballet es la innovación de la actuación.

Alberdi se inició en el acordeón con 14 años y Aizpiolea con tan sólo 10. Ambos lo hicieron animados por la gran tradición existente en su tierra. Sin embargo, los dos sienten un gran cariño por la tierra andaluza y por la ciudad de Granada en particular, que los unió en la música hasta el día de hoy. "Cada vez que podemos intentamos venir a Andalucía, nos encanta", reconoce Alberdi, "es una tierra que ya cuando vas entrando y hueles los olivos, ya es una sensación mágica. La gastronomía, aunque suene un tópico es excelente, la acogida de la gente o el buen clima inolvidables. Es un placer venir a esta tierra"

Reconocen que el Festival Internacional de Música y Danza de Granada es uno de los más grandes a nivel nacional e internacional. Afirman que es un honor poder participar en él y esperan que su actuación llegue al público con la misma intensidad con que ellos quieren desarrollarla.

Su disco en la Colección nº8 de Juventudes Musicales de Españ, permite seguir disfrutando de su música desde casa. Con el disco quieren realizar una labor de difusión y ampliación para dúo del acordeón y familiarizar al público con él.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios