Un álbum para Sierra Nevada

  • l La exposición ‘Luces de Sulayr’ recoge a través de 400 piezas la historia de la sierra a lo largo de los últimos cinco siglos

Condensar cinco siglos en imágenes puede ser peor aún que condensar en puro invierno toda la nieve de Sierra Nevada. Una tarea difícil que consigue la exposición Luces de Sulayr en el Centro Cultural Memoria de Andalucía con 400 piezas que recorren la vida de la sierra desde que los árabes la llamaron así, ‘Sulayr’ (la montaña del sol).

El ojo inquieto de fotógrafos de este siglo como Carlos Pérez-Siquier o Vicente del Amo, capaces de hacer de una grieta en medio del hielo una imagen absolutamente poética, conviven con otras en blanco y negro (de 1894)que pertenecen al álbum personal de una familia de la Alpujarra. Fotografías –muchas inéditas–, grabados, cartografías y pintura consiguen escalar poco a poco su cumbre aunando pasado, presente y futuro.

Comisariada por Manuel Titos y Javier Píñar, la muestra sigue precisamente esa filosofía con un mérito subrayado por Titos: “No está todo, pero sí lo mejor”. Era el momento teniendo en cuenta que se cumple el décimo aniversario de Sierra Nevada como Parque Nacional. Y todo lo que está se divide en tres grandes ámbitos. El primero expone las distintas visiones que se han trasmitido a lo largo de la historia acerca de Sierra Nevada, con mapas, óleos y fotografía de su paisaje y su gente hasta el siglo XX, “cuando ya se la puede considerar la montaña conquistada que ha dejado” de ser sólo visitada por montañeros y “gente loca”, explicó Titos.Desde la Montaña del Sol de los árabes al Mont Solarium que fue para los romanos hasta que se la llamó ‘simplemente’ Sierra Nevada, ha sido motivo de inspiración para muchos. La exposición recoge curiosos mapas como el proyecto de Juan de Medrano para construir un canal navegable entre Granada y Salobreña desaguando sus lagunas (en 1746) o la “locura” de construir un ferrocarril que uniera Granada y Almería con un túnel que se adentraría en la montaña por Güéjar Sierra y saldría por Capileira (en 1914).

El segundo ámbito es el artístico, con obras de Sorolla, Eugenio Gómez Mir, José Guerrero o Manuel Rivera entre otros, que recogen su imagen monumental.

Y, por último, su presente y futuro en paneles informativos sobre temas tan de actualidad como el cambio climático y lo que podría suponer para Sierra Nevada.

Biblioteca Virtual

Además de los 1.400 metros cuadrados  de la sala de exposiciones temporales en Memoria de Andalucía, Luces de Sulayr propone también un recorrido virtual y multimedia (consultable a través de internet en la página www.sulayr.es) con colecciones de fotografías y tarjetas postales, dibujos botánicos o la narración en primera persona de los primeros montañeros que visitaron la Sierra.

Todo un legado que ha huido del solo atractivo turístico o la riqueza paisajística de Sierra Nevada que son de sobra conocidos y a los que ya se dedicaron dos exposiciones (una en los sesenta y otra en 1995). Luces de Sulayr, organizada por la Consejería de Medio Ambiente y la Fundación CajaGranada, recoge todas las caras de la Sierra como la “espina dorsal que es de buena parte de Andalucía” fijándose en ella como patrimonio cultural y ambiental, artístico, territorial, deportivo y científico.

Hasta el 31 de enero en la Sala de exposiciones temporales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios