El álbum de fotos familiar que acaba en película

  • La directora china Xiaolu Guo convierte en documental la visita de sus padres a Londres en 'We went to wonderland'

We went to wonderland tiene uno de los trabajos de casting más sencillos de los que se recuerdan. Los protagonistas son los padres de la directora de la cinta, Xiaolu Guo. Y el argumento son los rostros y las reacciones de sus progenitores durante una visita a Londres, con el contraste entre la China de la que proceden y el Occidente que encarna la capital de Reino Unido.

No estuvo en Cines del Sur su directora pero sí Philippe Ciompi, autor del montaje, la producción, la banda sonora y el sonido del documental de ficción. "Hemos intentado reescribir la realidad de los personajes y por eso, uno de los retos era desarrollar un lenguaje específico para el padre de la directora, que no puede hablar", explicó Ciompi. Por eso, el wonderland de Xiaolu Guo tiene distintos niveles de realidad, con los padres de la directora llevando sobre sus hombres el reciente pasado de la China de la Revolución Cultural. Y en contraposición, el capitalismo londinense y los ojos de escepticismo de los progenitores. "En principio", dijo Ciompi, "la directora tenía previsto escribir un libro sobre la visita de sus padres, pero descartó la idea en cuanto comenzó a tomar imágenes de ellos". Ahí terminó el libro y comenzó la película. "Cerca del 80 % de las imágenes están extraídas de la cámara de fotos, lo que nos ha permitido intimar con la personalidad de los protagonistas, que no sabían si les estaban grabando o les estaban tomando fotografías".

Con todo, los padres son "secundarios". Lo importante para Xiaolu Guo era "confrontar a dos supervivientes de la China comunista con el mundo de Occidente". Los progenitores, por su parte, "quedaron decepcionados". Su viaje al wonderland de su hija no les llenó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios