Más allá de Facebook

  • La eclosión de las principales redes sociales ha hecho florecer cientos de páginas similares a su alrededor gracias al desarrollo de las nuevas teconologías y la variada temática que abarcan

Se acercan con sigilo. Desde la aparición de las redes sociales iniciáticas, no han sido pocas las páginas que han emergido a la sombra de los gigantes. Fue en 2001 cuando comenzaron a eclosionar las primeras redes sociales generalistas como Friendster, ahora convertida en un sitio de juegos sociales. Junto a ellas, nacieron también portales con esa misma filosofía pero más específicos cuya finalidad era interconectar a personas con gustos ya definidos.

Existe una amplia gama de redes sociales temáticas: sobre música, arte, fotografía, empleo, literatura, viajes, deportes... De hecho, dentro de ese abanico también hay hueco para las rarezas, como por ejemplo redes sociales dedicadas a las personas de pelo rubio, a la cerveza o al vino.

La combinación de redes sociales y smartphones ha potenciado el uso de ambas. Esta mezcla explosiva ha conseguido aumentar notablemente las visitas y la actividad gracias a la portabilidad de la conexión a Internet. La posibilidad de saber cómo está el mundo o de hacerle saber qué está haciendo es una tentación irresistible que se ha asentado en nuestras vidas.

La conexión a la red vía teléfono móvil podría asemejarse con la revolución que supuso la llegada de Internet a las casas, que ya significó un gran cambio en los modos de vida de las personas.

Las estadísticas están ahí, y un minuto de Internet da para mucho. En 60 segundos se descargan 13.000 aplicaciones para iPhone, se publican más de 100.000 tuits, Linkedin registra 100 nuevos usuarios, se actualizan 700.000 estados en Facebook, se suben 7.000 fotos en Flickr, se realizan 694.445 búsquedas en Google y más de 168 millones de correos electrónicos son enviados. Estos datos han crecido de forma imparable hasta ahora y parecen no haber tocado techo aún.

Las redes sociales temáticas son incapaces de alcanzar esas cifras desorbitadas, pero su auge es evidente y proporcional. Han crecido en número de usuarios registrado y en visitas. De hecho, Linkedin es la tercera red social más valorada según la empresa Alexa Internet, la cual se dedica a proveer información sobre el tráfico de datos de páginas webs.

Desde el punto de vista empresarial, esta segmentación social a través de la web es un apoyo importantísimo para las empresas que ya han delimitado su público objetivo, y eso es algo que se echa en falta en las redes sociales generalistas. De este modo pueden conseguir mejores resultados invirtiendo menos en publicidad ya que ya se conocen a grandes rasgos los gustos del consumidor.

La directora de la empresa granadina Combo Comunicación, la periodista María José Segura, aboga por este uso de los soportes temáticos para conseguir una mejor respuesta del que recibe el mensaje publicitario. Por otro lado, Segura apunta que "aunque debe diversificarse, una empresa no puede vivir de espaldas a redes como Facebook, que en junio tuvo 17 millones de visitas, solo en España".

Refiriéndose a un ejemplo, afirma que "en el caso de una empresa dedicada a algo relacionado con los libros, le interesa más tener presencia en una red social cuya temática gire en torno a la literatura".

Lo cierto es que el concepto de red social está un tanto difuminado, y el espectro que dice lo que es 2.0 y lo que no, es amplio. Existen diferentes tipos de redes sociales: centralizadas, descentralizadas y distribuidas. Pero a fin de cuentas todas estas conexiones parten de la teoría de los 'seis grados de separación', según la cual toda la población del planeta está conectada a través de no más de seis personas, o lo que es lo mismo, que dos seres humanos remotos pueden conocerse gracias a cinco personas que hay entre ellos. En 2011, Facebook inició un estudio con todos sus miembros -721 millones, más del 10% de la población mundial- para averiguar el número de eslabones que separaba un usuario al azar y otro cualquiera, excluyendo los perfiles de personas famosas. Los resultados mostraron que el 99'6% de los usuarios estaban separados por cinco personas, por lo que se demuestra que la teoría se cumple, casi en plenitud, en la práctica.

Pongamos el ejemplo de Mario Vaquerizo y su conexión con la duquesa de Alba. El líder de las Nancys Rubias es el marido de Alaska, que debutó en el cine con Pepe, Luci, Born, de Pedro Almodóvar. Por todos es sabido que Penélope Cruz es una sus actrices fetiche y que ella mantuvo una relación sentimental con su colega Tom Cruise, quien se declaró admirador de Cayetana Fitz-James, la duquesa de Alba. Este es solo un caso más que prueba lo fácil que es encontrar los enlaces que relacionan a dos personas dispares.

A fin de cuentas, las redes sociales son jóvenes y es complicado emitir afirmaciones redondas sobre ellas. En la actualidad existen muchos expertos que analizan su situación y su posible futuro. Además, estas páginas están constantemente mutando y resulta arriesgado vaticinar qué será de ellas. Un buen ejemplo es el de Myspace, que estuvo por delante de todos sus competidores hasta que, en mayo de 2009, Facebook consiguió superarla. Lo que sigue ya nos lo sabemos: ahora mismo Facebook es un gigante de monstruosas dimensiones que parece no tener fin. Sin embargo no son pocos los expertos en la materia que vaticinan un desplome de Facebook. Jeffrey Cole es uno de ellos. Ya acertó con su predicción del futuro de Myspace y ahora vuelve a la carga con la red social de Mark Zuckerberg. Cole está convencido de que Facebook caerá en 2015 sin que ninguna otra web ocupe su lugar.

17

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios