Más allá de un color de carmín

  • Al frente de Russian Red, la madrileña Lourdes Hernández se ha convertido en la nueva musa del indie nacional con tan sólo un disco, 'I love your glasses', que presentará esta noche en Atarfe

Con 22 años, un nombre de banda 'robado' a la firma de cosméticos MAC y tan sólo un disco en la calle, la cantautora madrileña Lourdes Hernández ya ha conseguido estar en la boca de todo el mundo y convertirse en la nueva musa del indie nacional. Hay quien se queda con su aspecto frágil, sus labios y uñas de color Russian Red y una voz de tintes melancólicos que remite inevitablemente a Joanna Newsom o Feist; aunque quienes hayan 'rascado' un poco más se habrán sorprendido gratamente con las canciones de un álbum tan preciosista como I love your glasses, donde hasta la más mínima nota parece estar cuidada entre algodones.

La parada de Russian Red esta noche en el Centro Cultural Medina Elvira de Atarfe será su primer encuentro con Granada, aunque en esta gira lleva ya como equipaje recuerdos de su paso por lugares como Holanda, Alemania o Bélgica. Y es que, para esto de la proyección internacional, le ayuda bastante eso de escribir sus temas en inglés y sus estudios de la carrera de Traducción e Interpretación, de la que le faltan tan sólo cinco asignaturas por aprobar.

Cigarettes ha sido el single que ha destapado esta auténtica caja de colores y música que es Russian Red. Apabullante forma de entender y explicar el amor envuelta en melodías que parten del pop pero que disfrutan moviéndose por los brazos del folk norteamericano.

Pero I love your glasses -cuyo título, según ella misma reconoce, es un pequeño guiño y una dedicatoria a "alguien muy especial que fue el motor de inspiración para crear las canciones del álbum"- no es la única estrella de su recién inaugurado firmamento. En este tiempo, su música prácticamente se rifa, y hoy no es extraño escuchar sus temas en anuncios , series e incluso películas (El rey de la montaña de Gonzalo López-Gallego o Camino de Javier Fesser). Además, se ha empeñado en demostrar que el miedo no es algo que vaya con ella y, armada con su guitarra, ha versionado desde el Girls just wanna have fun de Cyndi Lauper -que aparece incluido en el álbum como bonus track- al Over the rainbow de Judy Garland pasando por Crying de Roy Orbison.

Fenómeno en internet a través de su myspace y diva para los fetichistas del pop suave y delicado, Lourdes Hernández se subirá esta noche al escenario con la firme intención de teñir la atmósfera de color Russian Red.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios