Amaral. Músicos

"Nuestra apuesta por las guitarras más altas es ya un camino sin retorno"

  • El dúo zaragozano, más eléctrico que nunca, presenta en directo en el Palacio de Congresos 'Hacia lo salvaje'.

Han llevado las guitarras hasta el máximo nivel de electricidad y han descubierto lo cómodos que se mueven en ese terreno. Hacia lo salvaje (Discos Antártida, 2001) es la confirmación a los cuatro vientos de lo poco que pesa una década en la música si las ganas de contar y cantar verdades siguen siendo las mismas que cuando comenzaron; una huida "hacia delante" con la que esta noche Juan Aguirre y Eva Amaral regresan a Granada, una tierra de músicos que les "fascinan".

-¿Qué tal llegan de energía? Después de la gira de presentación tan intensa de Hacia lo salvaje, parece que esta segunda parte lleva el mismo camino frenético...

-Sí, pero eso es bueno... Estamos muy contentos por cómo ha recibido la gente el disco y por esta gira, que está siendo bastante eléctrica y con un sonido muy potente. En Granada vamos a tocar todas las canciones del disco nuevo y bastantes de los anteriores, aunque queremos centrarlo todo en las últimas canciones.

-Da la impresión de que están muy seguros del trabajo realizado y muy orgullos de este álbum, ¿es así?

-Nosotros siempre hemos intentado hacer los discos lo mejor que hemos podido y en éste ocurre lo mismo. Los dos estamos muy contentos con el resultado, que es el que sonaba en nuestra cabeza cuando empezábamos a hacerlo.

-Sale un disco como Hacia lo salvaje y todo el mundo empieza a decir que Amaral regresa al rock... ¿De verdad lo habían perdido de vista alguna vez?

-Nosotros no somos demasiado amigos de definirnos, así que lo que digan de nosotros es otra cuestión... Cada vez que nos ponemos a componer sacamos lo que llevamos dentro y lo de las etiquetas y todo eso nos da un poco igual, pero el rock siempre ha formado parte de nosotros, eso está claro.

-En este álbum hay una apuesta muy clara por la libertad compositiva y creativa, transmite sensación de energía sin ataduras...

-Nosotros siempre nos hemos sentido muy libres haciendo música, y en este disco también, el método de composición no ha cambiado... Este disco habla de huir hacia delante, de intentar escaparte hacia otro lugar; ése podría ser el leit motiv del álbum. Aunque cada canción es un mundo y no es un disco conceptual, si lo tuviese que definir de alguna manera sería con la de esa sensación de huida.

-La presencia tan rotunda de las guitarras es un punto fuerte de este disco que pedía casi a gritos ser una seña de identidad de la banda, ¿se han sentido cómodos con ellas?

-Muchísimo, tanto que creo que es un camino de no retorno... Vamos a seguir trabajando con las guitarras cada vez más altas.

-Se fueron hasta Nueva York a mezclar y masterizar el álbum...

-El disco lo grabamos en nuestro local, con nuestros amplis, nuestras guitarras, nuestro equipo... Luego lo mezclamos en Nueva York porque la persona que queríamos que lo mezclase, Michael Brauer, estaba allí y allí tenía todo su equipo, así que lo hicimos bastante rápido. Al final, creo que importa más la persona que va a mezclar el disco que la ciudad donde se haga.

-Tener seis discos, y sobre todo seis discos de éxito, en estos tiempos es casi un milagro... ¿Se imaginaban algo así allá por el año 1992?

-No nunca. Si hubiésemos planificado todo lo que nos ha pasado no nos habría salido nada bien. No nos esperábamos nada de esto, hasta pensábamos que no íbamos ni a durar... Llevamos poco más de diez años y eso no estaba entre nuestros planes; tampoco pensábamos que íbamos a poder dedicarnos a la música profesionalmente ni nada de eso. Todo ha sido una sorpresa y la cosa fue creciendo poco a poco. Ahora estamos muy agradecidos a la gente que nos sigue.

-¿Se habría parecido en algo la trayectoria de Amaral si fuese ahora cuando diese sus primeros pasos?

-La verdad es que no lo sé. Ahora no es un momento fácil para una banda nueva, pero creo que nunca lo fue, cada momento tiene sus peculiaridades. Cuando empezamos nosotros hace diez años había una situación que ahora ha cambiado gracias a elementos nuevos como internet que creo que son un canal de comunicación muy potente.

-¿Se vive mejor alejado de las discográficas y haciéndose uno mismo las cosas de principio a fin?

-Siempre hemos estado un poco alejados de lo que es la industria precisamente por eso. Nosotros fichamos por una compañía que se llamaba Virgin y que desapareció y en un momento dado decidimos que para mantener nuestra forma de funcionar, que siempre fue bastante libre y autogestionada, teníamos que hacer nuestro sello. Lo hicimos en 2007 y hemos grabado tres discos con él, y la verdad es que para el resultado final ha sido un poco irrelevante. Al final creo que da lo mismo porque la manera en la que hacemos los discos es exactamente igual.

-¿Qué tal funciona la democracia en el grupo? Entre dos, deben estar siempre buscando el voto del desempate...

-La verdad es que nunca grabamos nada que no nos convenza absolutamente a los dos; y la verdad es que hemos evolucionado de forma parecida en nuestra visión del mundo, cosa que es muy importante para mantener el grupo.

-¿Y cómo están sintonizando con la banda? ¿La gente de Sexy Sadie va a ser la definitiva?

-Con Sexy Sadie yo había tocado en el DVD de despedida que hicieron y Eva cantó con Jaime en el disco que él hizo como Señor Nadie, con lo cual ya éramos bastante conocidos. Toni estuvo grabando el disco con la batería, así que para la gira lo más fácil era seguir contando con ellos. La sintonía entre todos desde el principio ha sido muy buena, incluso antes de tocar juntos. Lo que sí hemos conseguido es un sonido bastante potente entre los cinco.

-Hacia lo salvaje apunta directo para sonar en el extranjero...

-Sí, en los próximos meses tocaremos en París, en Londres, en Berlín y quizá en Dinamarca. También queremos tocar en Estados Unidos y en Latinoamérica, pero tenemos que organizarnos muy bien antes, porque si no es imposible llegar a todos los lados.

-Vienen a una tierra de músicos por los que nunca han ocultado su fascinación, incluso lanzaron un EP en el que cantaban por 091, Lagartija Nick, Lori Meyers...

-La verdad es que siempre hemos estado al tanto de los grupos que salen de Granada, desde los más clásicos como los 'cero' a los más nuevos, aunque algo que nos interesa muchísimo de allí es el flamenco, y eso que lo hemos empezado a escuchar más tarde, porque Zaragoza no es precisamente una ciudad demasiado flamenca.

-¿Invitarán a alguien a subir al escenario?

-Pues no lo tenemos pensado porque una vez que empezamos a tocar es muy difícil parar, sobre todo porque nos interesa conseguir una especie de clima de electricidad desde el principio y si hay alguna colaboración de algún amigo tiene que haber tiempo suficiente para plantearla. Pero bueno, no sería la primera vez, nos gusta rodearnos de vez en cuando con amigos.

-Mejor rodearse entonces de músicos que de políticos...

-La política es muy importante, pero la política entendida como la forma del pensamiento libre de todos nosotros, de cualquiera independientemente de su trabajo o de lo que se dedique. Los políticos forman parte de un sistema que nos interesa bastante poco y que queremos mantener lejos, pero sí que los dos estamos muy interesados en lo que pasa en el mundo, pero muchas veces los políticos tienen bastante poco que ver con las ideas para avanzar y justo representan la imposibilidad de avanzar.

-¿Amaral por seis discos más?

-La verdad es que nunca hemos hecho planes, nosotros vivimos el aquí y el ahora. No tiene mucho sentido hacer planes porque luego todos se pueden venir abajo. Es mejor hacer lo que te sale en cada momento y luego el tiempo dirá. No somos muy de mirar al pasado ni de pensar en el futuro, preferimos vivir el aquí y ahora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios