La arruga es bella

Shirley Bassey Geffen

A sus 72 años, Shirley Bassey no necesita plegarse a los vaivenes de la industria. Fue diva de vida truculenta en los sesenta, la voz de las pelis de James Bond en los 70, una reliquia en los 80 y la cantante que más lustro dio a algunas lumbreras de la electrónica bailable en los 90. Y ahora, cuando las viejas glorias procuran modernizar su sonido y su carrera discográfica se consideraba finiquitada, se despacha un álbum que la ha devuelto a las listas. Y lo ha hecho a lo diva. Ha pedido temas a su medida que han compuesto Rufus Weinwright, Richard Hawley o Pet Shop Boys.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios