Tres aspirantes al Oscar, en el festival de Gijón

  • La película rumana 'Beyond the hills' abrirá la sección oficial del certamen

El Festival Internacional de Cine de Gijón celebra su cincuentenario del 16 al 24 de noviembre manteniendo su predilección por el cine de autor en su sección oficial, en la que tres de los 16 títulos programados aspiran además este año al Oscar a la mejor película extranjera.

Se trata de The children of Sarajevo, de Aida Begíc; The patience stone, del afgano Atic Rahimi, y Beyond de hills, que abrirá el certamen.

La cineasta bosnia Aida Begic se ha metido en la piel de aquellos que fueron niños durante la guerra de los Balcanes en The children of Sarajevo, que se presenta como una de las favoritas a obtener alguno de los premios del palmarés gijonés.

El largometraje Beyond the hills, del director rumano Cristian Mungiu y que se alzó con los premios al mejor guión y mejor actriz en la pasada edición de Cannes, abrirá la sección oficial del festival.

La película, basada en hechos reales, narra una historia de amor y desamor en el reencuentro de dos amigas en un aislado convento ortodoxo rumano, donde una de ellas ha encontrado el sentido de su vida en la fe.

La edición del cincuentenario del Festival de Gijón mantiene en su sección oficial el espíritu transgresor y "radical" del cine de autor con una sección oficial "ilusionante", según declaró ayer el director del certamen, Nacho Carballo.

Por ello los programadores han incluido también en la sección oficial los primeros trabajos de cineastas emergentes, como la película japonesa About the pink ski, de Keiichi Kobayashi, y la israelí Epilogue, de Amir Manor, entre otras.

Además, James Marsh, ganador de un Oscar por el documental Man on wire (2008), presentará en Gijón su último proyecto, Shadow dancer, protagonizado por Clive Owen y Andrea Riseborough, que aborda el conflicto de Irlanda del Norte.

Teddy bear, que rescata la sensibilidad humana que se esconde tras los músculos de un culturista que busca el amor, del danés Mad Mattiesen, y la película francesa Approved for adoption, también compiten en la sección oficial.

El cine español estará representado con La venta del paraíso, dirigida por Emilio Borrachina, y Viaje a Surtsey, de Javier Asenjo y Miguel Angel Pérez.

Borrachina enfoca su cámara hacia el submundo de los marginados en Madrid, en un relato sobre una inmigrante mexicana estafada que encuentra entre los desarrapados de la capital española no solo refugio y protección sino también un buen sucedáneo de familia.

Viaje a Surtsey es un diagnóstico de la evolución de la amistad a lo largo de la vida, basada en certeza de que el tiempo es irreversible y nada puede ser vivido dos veces de la misma manera aunque sea en un mismo escenario.

Por primera vez en los cincuenta años de historia del certamen se ha programado a concurso una película ecuatoriana, Mejor no hablar de ciertas cosas, de Javier Andrade, en la que el pasado de dos hermanos drogadictos se vuelve más tormentoso que sus propias adicciones.

Fuera de concurso y tras la gala de clausura se proyectará el largometraje Between us, de Dan Mirvish, protagonizada por Melissa George, Taye Diggs, Puerto David y Julia Stiles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios